Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Una prueba determina el riesgo de mancha amarga y escaldado blando en manzanas

Los desórdenes de la manzana pueden ser sumamente dañinos para los cultivos y, cada año, los productores vuelven a perder parte de sus cosechas a causa de enfermedades como el escaldado blando, la mancha amarga y el pardeamiento interno. Estos desórdenes se materializan cuando las manzanas están en el almacén, pero es posible determinar el riesgo de desarrollo en torno a la cosecha mediante la detección de biomarcadores específicos. Esto es lo que ofrece FreshCloud Predictive Screening de AgroFresh, y Brittany Buchanan, directora de negocios globales de FreshCloud, explica el proceso: "Analizamos los biomarcadores del ARN de la fruta y evaluamos su expresión genética. Estos marcadores no se heredan como los genes, pero se hacen visibles mediante las influencias medioambientales de la estación en cuestión. Hemos identificado los marcadores que indican la posibilidad de que las manzanas Honey Crisp desarrollen escaldado blando o mancha amarga".

Brittany continúa: "Tardamos un mínimo de tres años en identificar los varios biomarcadores y verificar la precisión de las pruebas. El año pasado entramos en el mercado con la prueba para detectar el riesgo de escaldado blando en Honey Crisp y este año hemos incorporado la prueba para mancha amarga. También estamos desarrollando una prueba para detectar pardeamiento interno en Gala. Hemos identificado los biomarcadores, pero todavía hay que hacer muchas pruebas. Las manzanas Gala se cultivan en todo el mundo y, por tanto, tenemos que validar la precisión de nuestras pruebas y ver si esos biomarcadores responden de la misma manera en todas las regiones de cultivo. En los próximos años podremos añadir más variedades a nuestras pruebas y prevemos que la prueba para detectar pardeamiento interno en Gala esté disponible en los dos próximos años".

Para hacer la prueba, los productores o almacenistas pueden pedir el kit de muestreo o pagar a alguien de la empresa para que visite los huertos para tomar las muestras. El jugo de las muestras de manzanas se mezcla con un agente de retención y después se añade a la tarjeta de muestreo de ARN. A continuación, puede ser leído por una máquina QPCR para determinar qué marcadores están presentes. Una tarjeta de muestreo utiliza 40 manzanas que cubren una parcela del huerto.

"Cada parcela puede cubrir hasta 4 hectáreas, pero algunos de nuestros productores tienen 40 u 80 hectáreas de manzanos Honey Crisp. Los productores tienen que escoger la parcela e incluso qué recolección quieren analizar. En ocasiones, deciden analizar varias recolecciones. Estos productores pueden recolectar hasta cinco veces, y en ocasiones la primera se aparta para almacenamiento a largo plazo porque es la fruta de mayor calidad. Esto significa que es posible que a los productores les interese saber los factores de riesgo de estas manzanas. Por otro lado, las recolecciones más tardías pueden ser igual de valiosas porque los niveles de riesgo de estas pueden determinar si el productor almacenará las manzanas o las venderá más rápidamente".

Las pruebas combinadas de escaldado blando y mancha amarga ofrecen hasta nueve resultados diferentes, tras lo cual la empresa ayuda al productor a decidir la mejor manera de proceder basándose en los resultados. "Determinamos si el factor de riesgo de desarrollar el desorden es bajo, medio o alto, tanto para escaldado blando como para mancha amarga. El acondicionamiento de las manzanas después de la cosecha disminuye la expresión de escaldado blando".

El riesgo de mancha amarga, por otro lado, se incrementa cuando las manzanas Honeycrisp se acondicionan. Por eso es muy valioso hacer pruebas que determinen el riesgo que tiene el cultivo de sufrir escaldado blando y mancha amarga. El resultado de la prueba guiará las decisiones de los productores en cuanto al almacenamiento del producto. Hemos desarrollado un árbol de decisión que ayuda a los productores y comercializadores a considerar sus opciones a partir de los resultados de las pruebas. Nuestra precisión está muy por encima del 80% y existe menos de un 4% de posibilidad de que los productores obtengan un falso negativo", afirma Brittany.

Muy pronto, los investigadores de AgroFresh descubrieron que los biomarcadores de escaldado blando responden de una forma diurna, lo que significa que las manzanas utilizadas para la muestra deben recolectarse entre las 6 y las 11 de la mañana. "Los biomarcadores son menos visibles en determinadas horas o temperaturas, por lo que es mejor recolectarlas temprano cuando hace más fresco. Lo mismo se puede aplicar para la presencia de marcadores de diferentes desórdenes. Los marcadores de mancha amarga y escaldado blando se pueden detectar cerca de la cosecha, por lo que esto significa que las muestras se pueden tomar hasta tres días antes de la cosecha. Los marcadores de pardeamiento interno en Gala, por el contrario, aparecen mucho antes y la prueba se puede hacer de una a dos semanas antes de la cosecha".

La demanda de estas pruebas, disponibles comercialmente en toda Norteamérica, ha sido alta. "Este año hemos añadido la prueba de mancha amarga y nuestros volúmenes han crecido más del doble, y la temporada todavía no ha acabado. Es muy probable que nuestros volúmenes se tripliquen con respecto al año pasado a finales de esta temporada. Nuestra empresa se centra en ayudar a los productores en su éxito y este producto de análisis les ayuda a evitar daños tomando el control de su cosecha. Si seguimos con la investigación y el desarrollo, podremos incorporar más pruebas para una mayor variedad de manzanas y desórdenes", concluye Brittany.

Más información
Brittany Buchanan
AgroFresh
https://www.agrofresh.com/contact-us/  


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor