"Un acuerdo de suspensión sobre otros productos devastaría a los productores estadounidenses"

El Acuerdo de Suspensión de Tomates recientemente redactado y actualizado entre los Estados Unidos y México se firmó la semana pasada. Por lo tanto, el arancel del 17,56% pagado por los importadores de tomates mexicanos se suspenderá junto con la investigación sobre las supuestas prácticas de "dumping" de los productores mexicanos.

Los productores comentan a favor de ambas partes, pero se ha observado que dichos acuerdos no están vigentes para otros productos básicos comúnmente producidos en México y exportados a los Estados Unidos, por ejemplo, pepinos y pimientos. La atención se ha centrado en los tomates y en la afirmación de que los productores mexicanos introducen tomates en los Estados Unidos a precios muy bajos.

Algunos productores estadounidenses sienten que la terminación del antiguo acuerdo de suspensión y la redacción del nuevo es negativo para los productores nacionales. "Este acuerdo de suspensión no es bueno para los agricultores estadounidenses", dice un productor que no desea ser identificado. "Da a los productores mexicanos una gran ventaja y básicamente cambia las reglas para que no tengan que cumplirlas".

El productor comenta que los acuerdos de suspensión anteriores no habían funcionado, por lo que no se esperaba que el nuevo tuviera algún efecto sobre lo que consideran prácticas comerciales injustas por parte de los agricultores mexicanos. "No se trata del dinero", expresa. "Hay muchas partes en este acuerdo y sólo afectará negativamente a los productores y consumidores estadounidenses".

"La agricultura sería inviable"
Según el Departamento de Comercio, actualmente existen 22 casos de antidumping y derechos compensatorios entre Estados Unidos y México (nueve contra los productos estadounidenses y trece contra los productos mexicanos). Hasta ahora, ninguno ha tenido ningún impacto en los productos mencionados anteriormente. El productor con el que FreshPlaza ha hablado comenta que, aunque se ha presionado, actualmente no se menciona que haya un acuerdo similar con otros productos.

"Han presionado para establecer un acuerdo para los pepinos", agrega. "No sabemos por qué no lo han conseguido. Ya es bastante malo que el acuerdo esté vigente para los tomates, menos mal que no hay ninguno para los pimientos y pepinos y otros productos, de lo contrario sería inviable para los agricultores de EE. UU. producir".

El productor concluye diciendo que los consumidores desconocen el problema. "No saben mucho al respecto; sin embargo, junto con los productores estadounidenses, terminarán viéndose afectados".


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor