Enfriamiento con energía solar, posible solución para los desechos poscosecha en la India

Cada año, India pierde casi el 38% de su cosecha total por diferentes razones, relacionadas principalmente con la falta de un sistema eficiente de vínculos con el mercado y la ausencia de almacenamiento refrigerado a gran escala. Esto tiene una repercusión enorme en los ingresos de la gran mayoría de los agricultores indios, de los cuales casi el 86% apenas logra ganarse la vida, obteniendo menos de 1.000 dólares al año por todo su trabajo y esfuerzo.

La pudrición de los productos cosechados también eleva el desperdicio a niveles alarmantes, especialmente para un país como India, donde más de 350 millones de personas viven en la pobreza extrema y no pueden permitirse dos comidas al día.

Con el aumento del uso de la energía solar, varias empresas indias han construido espacios de almacenamiento y cubículos climatizados, alimentados por energía solar, que incrementan la vida útil de la cosecha casi 10 veces y aumentan los ingresos de los agricultores.

Los gastos de energía representan alrededor del 28-30% de los gastos totales del almacenamiento refrigerado en la India. Esto significa que la energía eléctrica es un coste importante para mantener operativas las instalaciones de almacenamiento en frío. Además, la cantidad y la calidad del suministro de energía de la red en las zonas rurales son muy pobres. Esta es una de las principales razones que explican el bajo índice de presencia de cámaras frigoríficas en la India rural y la clara ausencia de una cadena de frío integrada mediante la cual se puedan almacenar, conservar y transportar productos perecederos como hortalizas y frutas frescas.

Energía solar
Pero ahora, es el mismo sol el que podría rescatar a los agricultores y ayudarlos a conservar sus productos durante mucho más tiempo, lo que les permitiría beneficiarse de la dinámica del mercado y vender su cosecha solo cuando encuentran un comprador con el precio correcto. En los últimos años, el aumento de los almacenes refrigerados alimentados con energía solar se ha disparado en todo el mundo, con el establecimiento de numerosas start-ups y empresas de refrigeración que ofrecen diversas opciones para que los agricultores tengan almacenes refrigerados según sus necesidades.

El almacenamiento refrigerado con energía solar ofrece una respuesta ideal a las necesidades de los agricultores indios, ya que proporciona una solución adecuada al problema de las pérdidas poscosecha de frutas, hortalizas y otros alimentos perecederos. En estos almacenes, los productos se colocan en cajas de plástico limpias, que luego se apilan dentro de la cámara frigorífica. Esto extiende la frescura de los alimentos perecederos de dos días a aproximadamente 21 días.

Las cámaras frigoríficas están bien aisladas para mantener la temperatura necesaria, normalmente por debajo de 8 °C. La energía proviene de los paneles solares que están instalados en el techo de la cámara frigorífica y se almacena en baterías de alta capacidad que alimentan un inversor, que a su vez alimenta la unidad de refrigeración. De acuerdo con la plataforma de noticias https://mediaindia.eu, algunos de los almacenes climatizados más eficientes pueden operar a una amplia gama de temperaturas, desde -40 °C a 85 °C, y pueden instalarse en todo el territorio de la India y sus diferentes rangos de temperatura. También son efectivos a niveles de humedad relativa extremadamente altos, tolerando hasta el 90%.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor