¿Qué variedades de aguacate tienen mejores perspectivas de futuro?

"¿Deberíamos estar contentos con lo que tenemos, o seguir avanzando?"

¿Hay vida después de las variedades comerciales actuales de aguacate? Esa es la pregunta que la investigadora Mary Lu Arpaia, de la Universidad de California, planteó a los representantes mundiales del sector en el reciente Congreso Mundial de Aguacate en Colombia.

"¿Deberíamos estar contentos con lo que tenemos, o seguir avanzando?", preguntó. "Todas las variedades, Hass, Gem, Maluma y cualquier otra, tienen algún tipo de deficiencia. Por lo tanto, debemos buscar algo mejor. Nuestra variedad líder mundial es Hass, pero puede mejorarse, pues la fruta cuelga en el exterior del árbol, por lo que puede quemarse con el sol, es más propensa a las cicatrices, suele ser un cultivo vecero, no lleva bien el calor ni la salinidad y es susceptible a las plagas".

Agregó que la variedad podría ser más productiva, citando a Nigel Wolstenholme, quien una vez escribió que los aguacates deberían tener un rendimiento de 30 toneladas por hectárea, y el Hass no produce eso. Otro tema sobre el que Arpaia advierte a los productores es que no se centren demasiado en una sola variedad.

"Solo hay que fijarse en el sector bananero, estamos viendo lo que está pasado con el Cavandish enano con la llegada de Fusarium", explicó. "Es muy peligroso ser un sector de una sola variedad. Por esa razón, necesitamos diversidad en la producción, pero existe un gran desafío, pues el Hass ha establecido un estándar muy alto. Para el programa en California, hemos estado buscando una planta precoz, y podemos obtener plántulas que den fruto en tres años. Queremos variedades de baja alternancia, para que tengan una producción uniforme. Estamos buscando árboles delgados y verticales que entren en sistemas de enrejado de alta densidad, para mí ese es el futuro de los aguacates".

La Hass representa el 95 por ciento de las variedades producidas en California, y las otras variedades principales son Gem, Lamb Hass y Reed. Pero Arpaia expresa que antes no se centraban en esas variedades, pues el aguacate Fuerte jugaba un papel importante en la producción a principios del siglo XX.

"Quiero rendir homenaje al aguacate Fuerte, porque fue la base para que California se convirtiera en un sector comercial", explicó. "Se introdujo en 1911 y en 1920 era la variedad líder hasta la década de 1970. Aunque el Fuerte era conocido por su alta calidad, también lo era por sus problemas comerciales, motivo por el cual ingresó el aguacate Hass".

Arpaia forma parte de un programa de mejoramiento genético que investiga otras variedades potenciales, no solo en términos de técnicas de cultivo sino también en cuanto a las preferencias de los consumidores.

"Parte de lo que hemos hecho en nuestro programa es organizar paneles de consumidores mensuales", continuó. "Hemos evaluado la calidad visual, pero lo más importante, la calidad de la alimentación. Tenemos una gama de variedades de piel oscura y verde, que son comparables a Hass, y podemos ofrecer al sector californiano un mercado de 12 meses. Nuestras variedades son precoces y de rendimiento eficiente. Queremos que los consumidores que compran aguacates impulsen aún más el mercado. Me complace anunciar que estamos en conversaciones con un socio global, para que parte del material se pueda lanzar internacionalmente en los próximos dos años".

El principal productor sudafricano de aguacate, André Ernst, de Allesbeste, dijo al congreso que el sector del aguacate necesita dar un salto hacia los portainjertos clonados.

"Desarrollar una finca hoy en día cuesta una fortuna", expresó Ernst. "Los rendimientos de los aguacates en este momento son bastante buenos, pero el mercado caerá. Las personas que sobrevivan en el sector de productos básicos serán las productivas, y por eso es vital serlo. Por lo tanto, los portainjertos clonados serán el factor determinante".

Ernst continuó explicando los ensayos que su empresa ha estado realizando, desde 2015, utilizando algunos portainjertos internacionales prometedores.

"El objetivo de este estudio es comparar el potencial de producción de 28 portainjertos clonados injertados en Maluma", agregó. "Además, comprobar cómo expresa las capacidades genéticas de la variedad asignada, para encontrar los portainjertos clonados más precoces y productivos adecuados para la plantación de enrejados de Maluma de alta densidad".

Después de tres años recopilando datos, Ernst dice que en cuanto a la densidad de 1.250 por hectárea, el estudio demostró que es posible la producción de 7 toneladas por hectárea dentro de los 16 meses posteriores a la siembra, y estadísticamente algunas variedades superaron a las variedades convencionales.

"Sobre la precocidad y la productividad, algunos de los portainjertos mostraron potencial para reemplazar a los portainjertos comerciales estándar del sector para Maluma, en las condiciones en que los probamos", concluyó. "Muy pronto comenzaremos con un ensayo semicomercial en enrejado con esos portainjertos. Como parte de una búsqueda continua de un portainjerto clonado productivo de alta calidad, se plantará un nuevo ensayo a una escala aún mayor en 2019-20, con 65 selecciones de portainjertos prometedores nacionales e internacionales injertados en Maluma".


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor