Se estima un 15% más de ciruelas y un 17% más de nectarinas

Sudáfrica: Las condiciones meteorológicas atenuan las esperanzas de una cosecha récord de ciruela

Hortgro, el paraguas del sector sudafricano de la fruta de hueso y de pepita, ha publicado las primeras estimaciones de exportación para la fruta de hueso, en las que se muestra un optimismo cauto en cuanto a la "leve mejora de las perspectivas" de la temporada.

Un 15% más de ciruelas
Pese a las esperanzas de principios de la temporada, respaldadas por una fantástica floración, de que la cosecha de ciruela podría igualar el récord de más de 13 millones de cajas (de 5,25 kilos) de hace cuatro años, estas expectativas fueron atenuadas por las altísimas temperaturas y la baja humedad de finales de julio y de agosto (según los productores del Boland, hizo un calor anormal).

Las ciruelas Angeleno se encontraban en el ecuador de su temporada cuando se produjo esta ola de calor intempestiva, lo cual se tradujo en un bajo cuajado, y la cosecha de Angeleno, en consecuencia será reducida, pero en general la estimación de exportación de ciruela está holgadamente por encima de la del año pasado.

La primera estimación para la campaña 2019/2020 se sitúa en 10,1 millones de cajas (5,25 kg), una mejora del 15% con respecto a la temporada pasada, cuando las ciruelas se vieron gravemente afectadas por una ola de calor primaveral.

"Sin lugar a dudas, será una cosecha mucho mejor que la del año pasado", afirma Charl Stander, experto técnico en ciruelas en Freshness First, sita en Franschhoek. "La floración ha sido estupenda y muy uniforme, una de las mejores floraciones que hemos tenido en mucho tiempo en el Boland y el Klein-Karoo, pero las olas de calor durante la floración, sumadas a la baja humedad, redujeron el cuajado. Fue una decepción, pues esperábamos un año récord para las ciruelas. No obstante, desde entonces los huertos han mejorado día a día y nos hemos ahorrado los costes de aclareo. Verdaderamente, el calibre y la calidad de la fruta se presentan muy prometedores".

La sequía en el Klein-Karoo se dejará notar en la cosecha total de ciruela (de no ser por la sequía, habrían sido unos 12 millones de cajas), pero en la zona del río Berg la temporada es normal hasta la fecha.

La cosecha de ciruela en el Cabo empezará dentro de alrededor de un mes, a principios de noviembre.

Comienza la cosecha de melocotón y nectarina en el Cabo

Los primeros melocotones y nectarinas del Cabo ya se están recolectando, cultivares como Flavela (nectarina) y Snow Angel (melocotón).

La estimación de Hortgro para las nectarinas es un 17% más alta: 4,6 millones de cajas de 2,5 kilos, principalmente debido a la mejor disponibilidad y a cultivares con rendimientos más altos.

Los melocotones están perdiendo terreno, pero aun así se sitúan un 7% por encima de la cosecha del año pasado, al esperarse 2 millones de cajas de 2,5 kilos.

Las nevadas han sido escasas y la acumulación de unidades de frío no ha sido óptima, según un productor de fruta de hueso de Koue Bokkeveld.

"Estamos notando la falta de unidades de frío en la fruta", asegura, y apunta a una floración un cuajado de fruta desiguales como resultado de un invierno demasiado cálido.

Las lluvias de invierno fueron mejores, pero no abundantes. El número de periodos prolongados y fuertes de lluvias no fueron lo que el Cabo suele tener en invierno. Los agricultores que dependen del agua que baja de las montañas hasta los embalses siguen experimentando necesidad.

"No es un año fantástico, es uno de esos años en los que hay que trabajar con lo que se tiene. Se toma lo que la naturaleza te da", continúa.

Los albaricoques han mermado hasta situarse en medio millón de cajas (de 4,75 kilos), pues el cultivo del Klein-Karoo, completamente seco, será un goteo y se han arrancado huertos.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor