Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Descubrimiento definitivo y nueva sospecha de ToBRFV en los Países Bajos

El descubrimiento del virus rugoso del tomate (ToBRFV) en la localidad holandesa de Westland se confirmó finalmente el 17 de octubre. Carola Schouten, ministra de Agricultura, Naturaleza y Calidad de los Países Bajos escribió una carta a la Cámara de Representantes tras recibir un informe de la Autoridad Holandesa de Seguridad Alimentaria y de Productos de Consumo (NVWA).

El informe indica que el virus fue encontrado el 7 de octubre en un invernadero de 2,8 hectáreas, con síntomas visibles de la infección en un 8% de las plantas y una maduración más lenta de los tomates.

La NVWA también ha detectado una infección por el virus del mosaico del pepino (PepMV) en el cultivo. Los síntomas también pueden ser provocados por el PepMV o por una infección mixta de ambos virus.

La NVWA afirma que la sospecha de infección con ToBRFV se basa en resultados del método DAS-ELISA (ensayo por inmunoabsorción ligado a enzimas), pruebas biológicas y resultados de pruebas de proteína C reactiva (PCR) en tiempo real. Los primeros síntomas fueron observados por un inspector el 1 de octubre, como parte de una investigación específica entre productores holandeses.

Al principio supuso una "seria sospecha". Ahora se ha anunciado la sospecha de una segunda infección, también en la localidad de Westland y esto fue motivo suficiente para que la radiotelevisión pública holandesa NOS y otros medios nacionales, incluido el periódico De Telegraaf, también informaran sobre el virus.

Investigación de NVWA
Según Schouten, la NVWA actualmente está rastreando la fuente del virus. Esta investigación todavía está en marcha. La NVWA también mantiene consultas administrativas con representantes del sector y se están organizando reuniones informativas para informar a los productores de la mejor manera posible. Los Países Bajos también han informado a la Comisión Europea.

La detección del virus en una empresa productora de tomate no requiere que se destruyan todas las plantas en el invernadero. Sin embargo, se imponen estrictas medidas de higiene a la empresa para evitar una mayor propagación. La compañía debe presentar un plan de acción a la NVWA para su aprobación y la organización se encarga de supervisar su cumplimiento. Las frutas que no están afectadas se pueden comercializar sin problema.

Viveros
A partir de ahora, todos los viveros holandeses tendrán que cumplir con requisitos adicionales a la hora de comercializar sus plantas de tomate y pimiento, dado que los Países Bajos ya no son un área libre de ToBRFV. Los riesgos son mayores para los viveros que para los productores: los viveros tendrán que eliminar el lote completo de plantas si se detecta el virus.

Comercio de semillas
El riesgo para las compañías de semillas es limitado. Tendrán que probar las semillas antes de que puedan ponerse en circulación, pero, en su mayor parte, las compañías de semillas holandesas ya están aplicando las normas al respecto para garantizar la ausencia del virus. Con respecto a las semillas para la exportación, este procedimiento también debe hacerse para varios terceros países.

Debido a que el virus es altamente contagioso, no se puede descartar una mayor propagación, de acuerdo con la carta de Schouten.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor