Almería, movilización total del sector hortofrutícola:

"El 19 de noviembre la unidad será crucial: vivimos un problema nacional y europeo"

Según las asociaciones y los agricultores, los problemas estructurales que crean precios por debajo de los costes de producción son: las administraciones, la competencia desleal, el poder de las grandes cadenas y la falta de herramientas de gestión de crisis.

Hablando con diferentes interlocutores sobre el nuevo movimiento de la Unión de Agricultores Independientes, la conclusión es similar: “La nueva agrupación ha traslado un malestar general. Ahora, lo importante es estar unidos, ya que el riesgo cuando hay muchas asociaciones es la falta de estructuración y poca coordinación. Es vital conjuntamente ante un problema estructural y coyuntural y en absoluto puntual”, comenta Andrés Góngora Belmonte, secretario general de COAG.

Esta idea la confirma Andrés Góngora Belmonte, secretario general de COAG. “El problema es mucho más profundo que una simple mala campaña con diferenciales desastrosos –ver IPOD de octubre publicado por COAG–. Los diferenciales de precios más impactantes son los de berenjena y pimiento, pero la campaña de calabaza ha sido malísima, así como la bajada de precio del pepino. Tampoco la disminución de superficie de cultivo de tomate se ha visto reflejada en su precio. Y eso que los precios son mejores en inicio de campaña".


Andrés Góngora Belmonte, secretario general de COAG


“La política comunitaria desmantela la agricultura”

Según Andrés Góngora, la Unión Europea prona una seguridad alimentaria para luego desmantelar sus sectores productivos con acuerdos con terceros. "La UE, en lugar de tener un mercado nos arrastra a una situación de indefensión: la incursión de terceros países es determinante, y Europa, un espacio de libre cambio sin control. Incluso los acuerdos establecidos no son cumplidos. Un caso es el acuerdo con Marruecos, principalmente con tomate, calabacín y judía verde, que superan el contingente. Fue le caso el año pasado con 320.000 toneladas autorizadas de tomate, pero el año pasado hubo una entrada real de 450.000".

“El contingente no se respeta. Reclamamos los derechos de aduana pero Bruselas no informa de la recaudación. En algunos productos el precio mínimo de entrada del tomate no puede ser inferior a 46 céntimos. Sin embargo, se vende por debajo de ese precio, que es incluso inferior al coste de producción”, explica el secretario general de COAG.

El poder de la gran distribución: el consumidor ignora detalles clave
“El agricultor necesita un precio mínimo que cubra costes y le permita vivir. La realidad es otra: no tiene capacidad para negociar precios mínimos, el agricultor está asfixiado económicamente”, comenta Andrés Góngora para seguir: “Las instituciones llevan al agricultor a negociar directamente. Pero la posición de dominación del mercado impide acuerdos válidos: se imponen precios, proveedores, transportistas, normas, e incluso los periodos de promoción y bajadas de precio”.

Andrés Góngora apunta que el consumidor no sabe que las promociones del tipo “Llévese 3 y pague 2” las paga el agricultor: “Los retailers les imponen el descuento: el agricultor entrega 3 pero solo se le paga 2. Al final la oferta la ofrece el agricultor y no las cadenas”.

“No es un problema de Almería, sino nacional y europeo”
Lo que ocurre no es a nivel de la provincia de Almería, sino una problemática nacional y europea. Se precisan mecanismos de gestión de crisis. El sector hortofrutícola vive del mercado y está destrozado. Urgen herramientas de gestión de crisis, ya sea por climatología o retirada de productos. Estos mecanismos deben ser establecidos legalmente por decreto, concluye Andrés Góngora.

No hablamos de casos aislados, el cítrico ha vivido lo mismo con matices, puesto que tiene la industria de transformación como salida. Pero el escenario es similar. También con la última crisis de la fruta de hueso. Estos dos sectores no contemplan aún la retirada de árboles por ser dificultosa, pero en el caso del tomate se está pasando de un cultivo a otro sin estrategia, lo cual es contraproducente.

La conclusión paradójica
“Es un hecho que el mercado necesita todos los productos y que actualmente el consumidor valora la calidad más que nunca. Sin embargo, es cuando peor estamos: la ciudadanía está concienciada pero las grandes cadenas son las que se aprovechan”, puntualiza Andrés Góngora.

“Tampoco es justo decir que el sector hortofrutícola español es puntero, dinámico y con futuro y obviar la situación del agricultor”, concluye el secretario general de COAG.

 

Más información:
COAG Almería
C/ Invernaderos, 11
04738 Vícar (Almería)
T + 34 950 554 433
F: +34 950 553 823
almeria@coagalmeria.com
www.coagalmeria.com


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor