Buena presencia de la cadena de suministro italiana en los Asparagus Days en Francia

Las empresas italianas presentes la semana pasada en Francia en los International Asparagus Days han recibido buenos comentarios. Además de las conferencias, las visitas técnicas estuvieron muy concurridas tanto en Burdeos en la empresa Darbonne (Planasa), como en Angers en la cooperativa Fleuron d'Anjou y en la empresa de Frédéric Poupard, donde cerca de 250 participantes en cada visita pudieron conocer centros modernos, tendencias y procedimientos mecanizados, a pesar de que el tiempo no fue del todo favorable.

Las dos "almas" del evento: Luciano Trentini y Christian Befve

"Fue sobre todo un momento de intercambio de información entre todos los operadores de un sector que, en este 2019, aborda la cuestión de la elección entre el cultivo convencional, ecológico o biodinámico", explica Luciano Trentini, experto y colaborador de la iniciativa.

"Ha sido una lástima la ausencia casi total de productores italianos, que una vez más han perdido la oportunidad de aprovechar la gran cantidad de información disponible. Por el contrario, la presencia de empresas expositoras italianas fue buena, desde compañías de semillas hasta productoras de cosechadoras de espárragos, para las variedades tanto blancas como verdes", agrega Trentini.

La compañía obtentora Olter sementi (foto de arriba) atrajo la atención de numerosos participantes extranjeros sobre las variedades de la compañía Walker: variedades importantes como Grande, Purple Passion, Atlas y Uc 157. Pero Olter es también el titular de las variedades italianas de constitución más reciente, como Vittorio, adecuada para la producción tanto de espárragos verdes como blancos en el clima del norte de Italia, y como Italo, más adecuada para el clima del sur del país.

Desde la semilla hasta la raíz, hay un paso muy pequeño. En representación del sector italiano de los viveros estaba la empresa Coviro (foto de arriba), quien presentó la calidad del material italiano obtenido en suelos perfectamente adecuados para este cultivo, las arenas de Cervia (Rávena), y con técnicas de vanguardia, incluida la micorrización. Actualmente, Coviro produce alrededor de 3 millones de plantas de espárragos de las principales variedades adecuadas para el territorio italiano, de norte a sur, pero también, según la demanda, para el extranjero.

El grupo Officine Mingozzi, representado por el propietario, presentó una serie de máquinas específicamente construidas para desarrollar la mecanización en este cultivo, que siempre ha sido cuestionado por los altos requisitos de mano de obra.

La primera máquina era una mezcladora para el suelo, creada con el propósito de estratificar el terreno mezclándolo con la materia orgánica y el fertilizante previamente colocado en la hilera, para garantizar la nutrición de la raíz del espárrago en profundidad, reduciendo así el riesgo de un rápido aumento de la corona hacia arriba.

Una vez que se ha preparado el terreno, se puede continuar con la trasplantadora mecánica, una máquina capaz de plantar alrededor de 3.500-4.000 raíces/hora, con la ayuda de 4 personas además del conductor del tractor.

En una sola operación, realiza la apertura del surco y el trasplante en campo abierto, de acuerdo con las últimas técnicas, también para terrenos pesados. En la misma operación, la máquina cierra el surco, colocando unos 10 cm de tierra sobre la corona.

La lucha contra la maleza fue uno de los temas más discutidos en estos días técnicos. Officine Mingozzi ha presentado su línea de máquinas de pirocontrol, es decir, el control de plagas y patógenos por medio del calor, una técnica ya conocida en Italia y también en muchos otros países, no solo para reducir el riesgo de malezas, sino también por su acción efectiva contra hongos patógenos como la herrumbre y Stemphyllium.

La presencia de la empresa Cosmeco (foto de arriba), con sus acaballonadoras grandes y pequeñas, brindó la oportunidad a los productores de espárragos blancos de ver el potencial de estas máquinas. Le empresa también mostró su vasto catálogo de máquinas disponibles para colocar el acolchado de color blanco-negro o térmico.

El resultado económico depende mucho de la fase de la cosecha, quizás el elemento más importante en términos de requisitos de mano de obra. Hubo soluciones al respecto presentadas por las empresas Bagioni y Ecogreen.

Bagioni presentó sus modelos de cosechadoras de un solo asiento (foto de arriba) que funcionan con motores eléctricos equipados con baterías de larga duración. También presentó su propia línea de máquinas para la recolección de espárragos verdes y blancos, todas eléctricas, capaces de descubrir los caballones y de cubrirlos de nuevo con las coberturas recomendadas para este tipo de cultivo.

Ecogreen presentó dos máquinas eléctricas (foto de arriba). La mecanización del cultivo de espárragos verdes garantiza mayores rendimientos por hora en la recolección, favoreciendo el acondicionamiento rápido y reduciendo así la permanencia de los espárragos en el campo, lo cual supone una gran ventaja para mantener la calidad (turiones menos fibrosos debido a la menor deshidratación).

"El evento lamentablemente ha sufrido las consecuencias de la huelga ferroviaria, por lo que más de 350 personas inscritas no pudieron llegar al centro de exposiciones Sival", concluye Trentini.

 


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor