Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Temor en Panamá a que las bananeras se nieguen a pagar el ajuste salarial

Los trabajadores de la industria bananera panameña se mantienen en alerta ante la posibilidad que las empresas del sector intenten bloquear el aumento salarial del 8%, aprobado por el Gobierno Nacional, que será efectivo a partir del próximo 15 de enero. Asimismo, la medida salarial contempla sucesivas subidas para los próximos años, del 13% en 2021 y del 7% en 2023.

Según ha denunciado Alcides Becker, secretario general del Sindicato de Trabajadores Bananeros Independiente (Sitrabi), las subsidiarias de transnacionales estadounidenses Chiquita Panamá, Ilara Holdings ING y Banapiña y la centroamericana Cooperativa Bananera del Atlántico, sostuvieron reuniones conjuntas sobre esta nueva medida tras las cuales informaron a sus trabajadores que no asumirán el ajuste salarial aprobado por las autoridades. “Si eso ocurre, volveremos a las calles y haremos huelga, que es la única forma para lograr justicia”, declaró Becker.

La nueva normativa establece asimismo que la empresa no puede tomar represalias contra los trabajadores, ha de pagar los días no trabajados, y que el gobierno entregará bonos anuales escolares y navideños, becas para los hijos de los trabajadores y construirá 1.500 casas para los trabajadores que viven en domicilios alquilados temporalmente lejos de sus hogares.

En el diálogo con 25 representantes sindicales de ese sector, el presidente del país, Laurentino Cortizo, explicó que su administración trabaja para ser un equilibrio entre los trabajadores y las empresas privadas productoras de banano, porque “apoyamos las buenas inversiones, requerimos del sector privado, pero también que las empresas ayuden a los obreros”, afirmó.

Explicó que el aumento previsto está en consonancia con la realidad económica de la región y aseguró que los análisis de los especialistas arrojan que no habría un aumento del costo de la vida.

Sin embargo, Becker ha informado que aun sin antes recibir el prometido aumento, los comerciantes de la zona incrementaron sus precios en un acto de especulación, a pesar de que después del ajuste, el monto mensual sería de 442,52 dólares, muy por debajo del salario mínimo y del costo actual de la canasta básica.

 

Fuente: www.prensa-latina.cu


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor