Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea (IHSM) La Mayora

España: La secuenciación del aguacate Hass podría acelerar la obtención de nuevas variedades

El Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea (IHSM) La Mayora, que integra la Universidad de Málaga (UNA) y la finca experimental La Mayora de Algarrobo, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha realizado un estudio que puede conllevar un notable avance en la obtención de nuevas variedades de aguacate, acortando casi a la mitad el periodo necesario para ello.

La nueva aportación de La Mayora a la comunidad científica tiene que ver con un mayor conocimiento de la secuenciación del genoma del aguacate Hass que podría aligerar el desarrollo de nuevas variedades, más adaptadas a los nuevos retos que plantea este cultivo y al cambio climático, debido a la ausencia o escasa disponibilidad actual de recursos moleculares y datos fenotípicos y al conjunto genético limitado en los programas de mejoramiento en todo el mundo.

El trabajo ha sido llevado a cabo por el grupo de investigación del IHSM La Mayora, formado por Alicia Televera, Aboozar Soorni, Aureliano Bombarely, Antonio Matas e Iñaki Hormaza, y ha sido publicado en la revista científica internacional Scientific Reports. "Lo que hemos hecho en este trabajo es secuenciar el genoma de la variedad Hass y analizar el ADN de 71 variedades de los tres tipos botánicos de aguacate (mexicano, guatemalteco y antillano), de las cuales tenemos datos de comportamiento en campo, para poder ver diferencias con el Hass y desarrollar herramientas para hacer una selección precoz en base al ADN. De momento, hemos generado más de 7.000 marcadores de ADN diferentes, que nos ha permitido estudiar con detalle la diversidad genética de las variedades analizadas", ha explicado Hormaza.

De esta manera, la aportación científica sobre el aguacate de La Mayora puede conllevar en un futuro que se acelere la obtención de nuevas variedades de esta fruta que puedan ser interés comercial y, por consiguiente, favorezcan la diversificación de su producción. "Ahora tenemos los marcadores, pero nos falta asociarlos a los caracteres de interés. Una vez que se tengan, el proceso se acortaría mínimo en un 50%, teniendo en cuenta además el ahorro en superficie, porque únicamente se evaluarían en campo las plantas con los caracteres de interés", explica Hormaza.

Actualmente, para desarrollar nuevas variedades hay que realizar cruzamientos en el campo, recolectar las frutas de dichos cruzamientos, germinar las semillas, evaluar la calidad, la producción y la tolerancia a plagas y enfermedades de los descendientes y volver a hacer cruzamientos entre los mejores. "El problema es que desde que se producen las semillas hasta que las nuevas plantas producen flores y frutos pueden pasar más de cinco años. Los frutales tienen un periodo juvenil variable durante el cual no producen flores. Por tanto los programas de cruzamientos y selección son a muy largo plazo", ha explicado Hormaza.

 

Fuente: diariosur.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor