La crisis portuaria se traslada a Europa y Estados Unidos

Dos meses después de que China paralizara su actividad portuaria por el brote de COVID- 19, los puertos del país están gestionando nuevamente los miles de contenedores que quedaron varados durante ese periodo, que originó un gran déficit de equipos de exportación en los puertos de los Estados Unidos y Europa desde principios de febrero.

Sin embargo, a medida que China vuelve al trabajo, aumenta el temor de que los puertos occidentales no puedan manejar una avalancha de importaciones, ya que se enfrentan a sus propios cierres y trastornos económicos ocasionados por la pandemia.

Los ejecutivos de las principales navieras ya han anunciado que están tomando nuevas precauciones en los puertos de EE. UU. y Europa para proteger a sus propios trabajadores y que podrían producirse interrupciones si las autoridades imponen cierres públicos generales durante un período prolongado.

"Mientras que la situación está mejorando en Asia, especialmente en China, se han tomado nuevas medidas en algunos otros lugares para proteger la salud de nuestro personal", manifestó CMA CGM SA en un aviso a fines de la semana pasada.

Las cifras del Gobierno de China muestran que los volúmenes de contenedores en los ocho puertos más grandes del país cayeron un 19,8% en febrero, durante el pico de los cierres que impuso Beijing, con respecto al año anterior.

El volumen de contenedores de China en los tres puertos marítimos más grandes de California –Los Ángeles, Long Beach y Oakland– se redujo en un 35,2% en febrero con respecto a un año atrás, según Panjiva. Los puertos vecinos de Los Ángeles y Long Beach, que juntos constituyen la mayor puerta de entrada de los EE. UU. para las importaciones de Asia, movilizaron 132.564 contenedores menos en febrero que en el mismo mes hace un año.

El Puerto de Seattle cerró sus operaciones en dos de sus cuatro terminales de contenedores el 134 de marzo debido a la disminución de la demanda de transporte marítimo. El Puerto de Houston comunicó un día después que había suspendido las operaciones en sus dos principales terminales de contenedores luego de que un empleado que trabaja en ambos sitios diera positivo por coronavirus.

Gene Seroka, director ejecutivo del Puerto de Los Ángeles, aseguró que no se producirá el mismo tipo de interrupciones por el virus que las que paralizaron completamente los puertos chinos como Shanghái y Ningbo en febrero.

Miles de contenedores se apilaron en esos puertos cuando los camioneros, operadores de grúas y otros trabajadores no pudieron acudir a trabajar porque estaban enfermos o en cuarentena.

"Nunca vimos un cierre de puerto en China, y no creo que veamos un cierre de puerto aquí en Los Ángeles", manifestó Seroka."Creo que tendremos una amplia fuerza de trabajo que es saludable y tiene la capacidad de flexibilizarse en base a las necesidades del flujo de carga y los requisitos de salud y seguridad personal".

 

Fuente: mundomaritimo.cl


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor