Para poder garantizar la producción harían falta entre 100.000 y 150.000 temporeros

España permitirá que parados e inmigrantes irregulares trabajen en el campo

El Gobierno prevé aprobar el 7 de abril un real decreto para permitir que parados e inmigrantes irregulares puedan trabajar como temporeros durante los próximos meses, tal y como confirmaron a El Correo fuentes del Ministerio de Agricultura, debido a la crítica falta de mano de obra que existe de cara a las inminentes campañas hortofrutícolas en España.

Tal como señaló la semana pasada el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, para poder garantizar la producción en España harían falta entre 100.000 y 150.000 trabajadores temporales para recoger las cosechas, pero solo se cuenta actualmente con un 60% de la mano de obra necesaria.

Desde las organizaciones agrarias llevan semanas advirtiendo de este problema, ya que el cierre de fronteras ha impedido que vengan los miles de extranjeros que cada año acuden a España para trabajar temporalmente como jornaleros. Solo en la zona del valle del Ebro se necesitan cerca de 60.000 temporeros. Por ello, una de las soluciones que barajan desde el ministerio es permitir que desempleados e inmigrantes sin papeles puedan trabajar en el campo siempre y cuando residan en lugares cercanos al del centro de trabajo.

"Una posible solución sería la contratación de trabajadores del entorno local, personas que en estos momentos se encuentren sin ocupación y que podrían colaborar en estas tareas", admitieron fuentes de Agricultura.

Aragón, Cataluña, Murcia y Extremadura son las principales regiones productoras de fruta de hueso (cerezas, nectarina, melocotón, albaricoque o paraguayo). Por ejemplo, el año pasado en Aragón contrataron para esta campaña en torno a 30.000 personas, el 85% de origen extranjero y el 15% obra de mano nacional.

Desde Cooperativas Agro-Alimentarias de España han indicado que la agricultura y ganadería necesita unos 100.000 trabajadores en las próximas semanas para hacer frente a las próximas campañas agrícolas.

Pero este problema, al igual que el de los bajos precios, no afecta en exclusiva a España, sino al resto de socios de la UE. Por ejemplo, en países como Italia, Francia y Alemania se necesitan entre 200.000 y 300.000 trabajadores. Por ello, el Gobierno alemán decidió recientemente autorizar el ingreso en el país de un cupo limitado de temporeros comunitarios pese al cierre de las fronteras dictado a raíz del coronavirus. Concretamente, acordaron permitir el ingreso de un cupo mensual de hasta 40.000 temporeros tanto este mes como el próximo.

 

Fuente: elcorreo.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor