¿Cuál es la diferencia entre consumir un refresco y tres manzanas?

El consumo excesivo de azúcar supone un importante problema de salud en los países más desarrollados. Una sola lata de refresco puede contener la mitad de todo el azúcar diario recomendado para un adulto, equivalente a 13 cucharaditas. Sin embargo, tres manzanas también tienen esa cantidad. Entonces, ¿cuál es la diferencia entre consumir un refresco y tres manzanas?

A pesar de tener la misma cantidad de azúcar, si bien un refresco no aporta ningún valor nutricional, las manzanas aportan vitaminas, minerales y fibra, y además son más saciantes.

No obstante, hace pocos siglos las manzanas no tenían tanto azúcar como las actuales, como explica Daniel E. Lieberman en su libro La historia del cuerpo humano. Y no solo las manzanas: todas las frutas modernas se han cultivado selectivamente para ser mucho más azucaradas mediante la selección artificial de los agricultores.

Las manzanas de hace pocos siglos probablemente eran tan dulces como una zanahoria. De hecho, las zanahorias antiguas tampoco eran como las actuales; ni siquiera eran naranjas: ese color fue adoptado hace relativamente poco cuando en la Holanda del siglo XVI se realizó un cruce deliberado para que el color del vegetal coincidiese con el de la casa real holandesa de Orange.

Según un estudio realizado por el bioquímico de la Universidad de Texas Donald Davis, titulado “La disminución de la composición nutricional de las frutas y verduras”, incluso en la década de 1950 muchas frutas ya eran distintas. Las actuales, en comparación, son un 50% más pobres en hierro y con un 12% menos de calcio y un 15% de vitamina A.

 

Fuente: xatakaciencia.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor