Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Los finlandeses vuelven al campo ante la falta de mano de obra

La falta de mano de obra en Finlandia como consecuencia de las restricciones de movilidad que ha generado la pandemia, ha hecho que muchos finlandeses hayan vuelto al campo para salvar las cosechas. Así lo confirma Vesa Koivistoinen, propietario de la plantación de fresas más grande de Finlandia, quien por primera vez en 22 años ha empleado a compatriotas para la recolección. "Esta es una situación muy inusual", admite el productor de Hollola.

Cuando las restricciones de viaje asociadas a la COVID-19 se implementaron en la primavera, las organizaciones agrícolas y el Gobierno temieron rápidamente la escasez de trabajadores, lanzando varias campañas de contratación. De hecho, este año apenas un tercio de los 16.000 trabajadores temporales regulares llegaron del extranjero, y todos ellos desde Ucrania, explica a AFP Kati Kuula, jefe de un proyecto de reclutamiento dentro de la principal Unión agrícola finlandesa MTK.

Vesa Koivistoinen explica que ha otorgado una prima salarial del 10% a sus trabajadores finlandeses, aunque son menos rápidos que la experimentada mano de obra ucraniana. Este incremento de los salarios ha aumentado los costos, pero Koivistoinen evalúa contratar a trabajadores locales en el futuro. "Queríamos tener la posibilidad de emplear finlandeses porque muchas otras compañías no pueden ofrecer trabajos de temporada este año", dice.

Arándanos en peligro
Si la fuerza laboral local ha venido al rescate de la fresa, el destino de los arándanos, una piedra angular de la agricultura finlandesa, parece más preocupante.

Cada año las industrias finlandesas, desde alimentos hasta cosméticos, necesitan 20.000 toneladas de una variedad europea de arándanos que no se cultiva en los campos pero crece abundantemente en los bosques.

La mayoría de estos arándanos generalmente son recogidos por trabajadores tailandeses en el país nórdico durante solo unos meses, hasta el final del verano. Como están vigentes restricciones de viaje, ninguno de ellos llegó este año.

Para llenar este vacío, las redes sociales invitan a "todos los finlandeses en edad de trabajar a recoger un balde de arándanos" para evitar perder una temporada completa.

Sin embargo, las empresas no parecen tranquilizadas y han declarado que esta temporada importarán sus arándanos desde Polonia o Rusia, paso que podría contribuir a un aumento de los precios en las tiendas.

 

Fuente: infobae.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor