El gran consumo crecerá un 5,7% en España en 2020

Durante su intervención en el 25.º Congreso Aecoc de Estrategia Comercial y Marketing, la directora general para España y Portugal de la consultora Nielsen, Patricia Daimiel, ha anunciado su pronóstico de crecimiento para el sector de gran consumo español durante 2020. Según Daimiel, este sector crecerá un 5,7%, después de haber cerrado el primer semestre con un desarrollo del 8,8%, y se prevé un crecimiento del 2,8% para la segunda mitad del año. Aunque el crecimiento del segundo semestre estará lejos de las cifras registradas en el pico de la pandemia (+29% en la fase de acopio y +17% en la de confinamiento), el sector de gran consumo, con las previsiones de Nielsen, tendrá un crecimiento superior al de 2019, que solo fue del 2,4%.

Las perspectivas del mercado para el corto y medio plazo han de tener en cuenta determinados factores, según detalla Daimiel. Respecto al retail, destaca la importancia del trasvase de consumo del out-of-home, la concentración de establecimientos, el desarrollo del e-commerce, así como la batalla entre la proximidad y los grandes formatos. En cuanto a las marcas, se producirá un reequilibrio en la cesta de la compra, un back to basics y nuevas demandas de innovación, entre otros elementos de interés. Sobre la ejecución en tienda, la directora general señala la vigilancia de precios, la importancia de las promociones y la evolución del surtido. Finalmente, en cuanto a comunicación, se potenciarán las nuevas plataformas digitales y se desarrollarán nuevas palancas de comunicación.

Dos perfiles de consumidor
Desde Nielsen se resalta que el comportamiento del consumidor estará influenciado por cinco elementos que determinarán cómo y dónde se gasta: el teletrabajo (con un potencial del 22,3% en la población ocupada), la hostelería (con un 23% de los negocios aún cerrado), una tasa de paro que podrían alcanzar el 22,4% de la población, la caída del turismo (en 2019 llegaron a España 84 millones de visitantes) y la caída del consumidor (ha caído 24 puntos respecto al último trimestre de 2019).

Con estos condicionantes, Nielsen dibuja dos grandes perfiles de consumidor sobre los que dirigir las estrategias a partir del segundo semestre: el acomodado y el ajustado.

El consumidor ajustado (el que más impactado está por la crisis económica) se ceñirá más al presupuesto, buscará precios y promociones y será más propenso a la deslealtad. En cambio, el acomodado está más seducido por lo premium, es fan de la experiencia, compra más comida a domicilio o para llevar e invierte en tecnología.

Otra de las tendencias que se verán reforzadas es la del cocooning, el hogar como refugio. Esto provocará que un 43% cambie sus hábitos de cocinar y comer en casa frente a la época anterior al COVID-19, más agudizado entre aquellos que modificarán su rutina de comida a domicilio (un 59%).

 

Fuente: revistainforetail.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor