Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

El mercado del ajo se ha estabilizado, pero el sector sigue siendo cauteloso

Cuando China declaró el confinamiento como medida preventiva contra la propagación de COVID-19 a principios de 2020, el mercado del ajo experimentó algunos problemas. Como China es el mayor productor de ajo, una enorme escasez afectó a los mercados de todo el mundo. Afortunadamente, los mercados se han estabilizado en su mayor parte, aunque el sector de la restauración sigue teniendo problemas.

El mercado se ha estabilizado
China ofrece el 90% del ajo mundial y es muy importante para la base de clientes norteamericanos, junto con España y California. "En este momento, la oferta y la demanda están en equilibrio", dice Jim Provost, de I Love Produce. "España perdió algo de ajo durante su cosecha debido a las lluvias, pero China tuvo una cosecha abundante que lo compensó, y la situación en general es estable".

Aunque la situación es estable ahora, Provost sigue siendo cauteloso: "Sí, la producción se ha reanudado a un nivel normal, pero, por supuesto, nadie puede predecir cuándo o si alguna zona de producción o segmento de mercado en particular se cerrará debido a la COVID en el futuro. Por supuesto, siempre nos preocupamos por la seguridad de nuestro equipo, tanto aquí en I Love Produce, como de nuestros socios en todo el mundo".

Caída del foodservice
El sector de la restauración constituye una parte importante de la distribución de ajo. "El ajo pelado solía suponer el 50% del mercado de ajo y se vendía principalmente al foodservice. Actualmente hemos perdido alrededor del 50-60% de nuestro negocio destinado a la restauración, lo que ha impactado realmente al mercado del ajo pelado", explica Provost, quien añade: "Creo que la recuperación total de ese sector va a ser un proceso lento, que comenzará con una vacuna y terminará con la confianza de los consumidores, tanto en lo económico como en lo que respecta a la seguridad".

En cuanto a los precios, en los retailers son estables, mientras que en el lado del foodservice son inestables. "La demanda en los retailers también es estable, y seguirá siéndolo mientras el consumidor disponga de poder adquisitivo. En general, el año 2020 ha sido muy difícil, y estoy deseando ver lo que trae el 2021", concluye.

Para más información:
Jim Provost 
I Love Produce
Tel.: +1 (610) 869-4664
Email: jim@iloveproduce.com 
www.iloveproduce.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor