Tania Silva, de Agromais, sobre los desafíos de la patata y la cebolla en Portugal

Temporada difícil para las patatas y cebollas portuguesas

Las temporadas de patatas y cebollas portuguesas no están pasando por su mejor momento. La demanda de ambos productos no es tan fuerte como la temporada pasada, y en cuanto a las cebollas, algunos productores están destruyendo los cultivos en lugar de venderlos.

Según Tania Silva, directora comercial y de marketing de la portuguesa Agromais, las patatas han tenido una temporada difícil hasta ahora: "En Portugal, este año ha sido un desafío para el sector de la patata. Portugal es uno de los primeros países de Europa en tener la nueva cosecha de patatas, lo que dificulta el comienzo de la temporada, ya que todavía hay patatas de almacenamiento de la campaña anterior cuando llega el producto nuevo. El hecho de que se haya producido una reducción en el mercado hostelero nos ha obligado a buscar alternativas para poder vender las patatas. Normalmente el comercio en las primeras semanas es muy fluido".

Sin embargo, no todo es malo, ya que el coronavirus ha provocado un pico en la demanda de patatas procesadas, explica Silva: "Por otra parte, la demanda de patatas en la industria transformadora ha aumentado. La cuarentena ha desencadenado el consumo de patatas fritas y congeladas, lo que ha permitido a la industria absorber los volúmenes que ofrecíamos, aunque los precios han sido más bajos que el año pasado. Los volúmenes globales de patatas en Portugal han sido similares a los de la temporada pasada. Exportamos patatas a España y a las zonas del sur de Francia".

En cuanto a las cebollas, la situación es un poco más grave. Silva afirma que los productores han destruido los productos, ya que venderlos no les daría beneficios. "La situación de la cebolla en Portugal es mucho más preocupante, ya que los operadores están esperando a que las escuelas vuelvan a empezar para ver cómo evolucionará el mercado. Debido a la falta de flujo, hay productores que están tan desesperados que están destruyendo el producto en la finca o vendiéndolo por debajo del coste de producción. Gran parte de la cebolla española se está vendiendo en Portugal, y esa situación podría agravar aún más la situación del sector. La alternativa será encontrar formas de diferenciar los orígenes y las calidades".

El hecho de que el principal mercado de las cebollas de Agromais sea el Reino Unido podría hacer que el próximo año sea aún más difícil. Todavía no se sabe con certeza qué efecto tendrá el brexit en el sector: "Los volúmenes de cebollas disponibles se están reduciendo mediante la destrucción de los cultivos. Pero otro desafío para la cebolla podría ser el brexit, ya que nosotros abastecemos principalmente al Reino Unido. Después de diciembre nuestros volúmenes de exportación podrían reducirse, pues se venderían las cebollas nacionales en su lugar. Empezamos a trabajar con precios iguales a los del año pasado, cuando hubo sobreproducción. Sin embargo, los precios han empezado a aumentar actualmente".

"Agromais es la única empresa en Portugal con cámaras de conservación tanto para patatas como para cebollas, lo que le permite ofrecer los productos durante el invierno. Llevamos en este mercado más de 30 años, no solo abasteciendo al mercado fresco, sino también al sector alimentario en general", concluye Silva.

 

Para más información:
Tania Silva
Agromais
Tel.: +351 913 601 031
Email: tania.silva@agromais.pt 
www.agromais.pt 


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor