La temporada de kiwiberry de Superfresh Growers está en marcha. Las pequeñas berries dulces son un buen aperitivo para los consumidores que quieren añadir un toque especial a sus barbacoas de otoño y sus pícnics familiares. A diferencia de su primo el kiwi, el kiwiberry no tiene pelusa y se puede comer entero.

La semana pasada, Superfresh Growers visitó sus fincas de kiwiberry en el pintoresco valle del río Umpqua, en Oregón. "La luz del sol se filtró a través del dosel, iluminando los hermosos frutos que colgaban de las parras, fue muy bonito", describe Catherine Gipe-Stewart, gerente de Comunicaciones. Las berries están empezando a desarrollar su característico rubor sobre el fondo verde, señalando que la cosecha está cerca.

Foto: Carrie Norris

"Estamos emocionados por la temporada de kiwiberries", continúa. "Son una fuente nutricional, con alto contenido de vitamina C, K y E, así como ricos en potasio, magnesio y fibra. Un estudio también demuestra que los kiwiberries reducen la LDL (lipoproteína de baja densidad), el colesterol malo, y aumentan la HDL (lipoproteína de alta densidad), el colesterol bueno. Los altos niveles de colesterol HDL pueden reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y derrames cerebrales".

Para descubrir su sabor óptimo, Superfresh Growers sugiere esperar hasta que esté un poco blandito y suave, aunque se vea un poco arrugado. Los kiwiberries no hay que pelarlos, por lo que van bien en las ensaladas, en platos asiáticos, o como merienda. Su dulzura los hace muy populares entre los niños.

La cosecha comenzó el 12 de septiembre y llegará a los retailers próximamente. "Los kiwiberries serán exportados a Canadá, Hong Kong y, con suerte, a Vietnam", concluye Gipe-Stewart. La ventana de cosecha es corta, así que hay que estar atentos para no perderse los dulces kiwiberries que están disponibles por tiempo limitado.

 

Para más información: 
Catherine Gipe-Stewart
Superfresh Growers
Tel.: +1 (509) 966-1814 
Email: cgipe@superfreshgrowers.com
www.superfreshgrowers.com