El Avozilla, el aguacate gigante, también crece en España

El aguacate, una de las frutas más populares y demandadas del mundo, tiene una versión XXL cuyo peso puede sobrepasar el kilo y que fue genialmente bautizada como Avozilla, fruto de la combinación de las palabras avocado y Godzilla, el conocido monstruo gigante japonés.

Avozilla es un cruce de variedades (guatemalteca, más sabrosa, y antillana, más grande) que desde hace años crece en Sudáfrica y posteriormente fue llevada a Australia. Es una variante que ronda los tres cuartos de kilo, de un color verde intenso, con una piel bastante fuerte y una textura y cremosidad excelente. Su precio es más alto que otras variedades: 35 euros la caja de unos 4,5 kilos, frente a los 25 de los Hass

La empresa sudafricana (Westfalia Fruits) tiene registrada la denominación Avozilla pero, aunque se trata de uno de los grandes productores de aguacate y, según explican en su web, cuenta con plantas de maduración en diversas zonas de Europa y Estados Unidos, curiosamente el Avozilla no aparece entre la lista de variedades que cultivan ni entre las especies propias y registradas, como el GEM o el Carmen Hass.

También en Granada
En España, el Avozilla es una auténtica rareza en las fruterías, aunque puede encontrarse y, de hecho, también se cultiva en la costa tropical andaluza.

Manolo Mateos es uno de los fruticultores granadinos que produce esta variedad. “Para mí no deja de ser un aguacate enorme que estaba olvidado e iba a talar para injertar otra variedad y un día me cayó encima un fruto como a Newton la manzana y dije ¡vaya aguacatón!”, cuenta.

En Almuñécar (Granada) cultiva una amplia variedad de frutas tropicales, aunque sin duda los aguacates son el producto estrella que comercializa a través de su web Tiendadefruta.com. Incluida esta variedad gigante que, por cuestiones legales dada la patente del nombre, no podría llamarse Avozilla.

“El cultivo no requiere especiales tratamientos, consume 80-90 litros al día de agua por planta adulta y su dosis de abonado estándar. Tiene un problema y es que, al ser muy temprana su floración y al no estar aquí en su hábitat natural, si la temperatura baja un poco más de lo normal la maduración se complica mucho”, explica Mateos.

 

Fuente: lavanguardia.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor