Los aceites esenciales podrían mitigar las plagas y enfermedades de los cultivos ecológicos

Las ventas de alimentos ecológicos de EE. UU. superaron los 50.000 millones de dólares en 2018, y las estadísticas de la Organic Trade Association indican que las frutas, hortalizas y otros cultivos especializados constituyeron el 36,3 por ciento de las ventas totales de estos productos, un 5,6 por ciento más que en 2017. Con el fin de satisfacer la demanda de los consumidores, es posible que los agricultores tengan que utilizar aceites esenciales para combatir las plagas y enfermedades que suelen acompañar al crecimiento de los cultivos ecológicos.

Las soluciones para mejorar la viabilidad y la rentabilidad a largo plazo de la producción de frutas ecológicas son la base de los casi 2 millones de dólares de la Organic Agriculture Research and Extension Initiative, otorgados por el USDA a un equipo de 15 personas, entre ellas la agente de extensión asociada Andrea Kawabata, de la Escuela de Agricultura Tropical y Recursos Humanos (CTAHR) de la Universidad de Hawái en Mānoa.

Andrea Kawabata
El proyecto, de cuatro años de duración, se titula "Seguridad de las plantas, beneficios hortícolas y eficacia de los aceites esenciales para su uso en enfermedades de los cultivos frutales ecológicos: del campo al consumidor".

Los investigadores de la CTAHR y la facultad de extensión trabajarán con productores ecológicos certificados en Hawái y otros cuatro estados (Florida, Carolina del Sur, Georgia y California) para evaluar la eficacia de los aceites esenciales de plantas certificados como ecológicos en los principales patógenos de las frutas, como la sarna del aguacate, la antracnosis (enfermedad fúngica) y el oídio en determinados cultivos frutales tropicales y de clima templado, como el aguacate, el mango, el arándano y el melocotón.

Los esfuerzos se centrarán en el aumento de la productividad de las fincas ecológicas de los sectores del aguacate y el mango de Hawái, de más de 2,4 millones de dólares, y en ofrecer a los productores un programa de fumigación ecológica utilizando aceites esenciales de plantas ecológicas. El objetivo es que los productores adopten rápidamente las prácticas ecológicas establecidas por los investigadores, mejorando así su competitividad en el mercado.

"Al estar en primera línea, ayudaré a los investigadores y a los productores en la recopilación de datos, así como en la realización de las actividades de divulgación del proyecto de Hawái, además comunicaré los resultados del proyecto a la comunidad agrícola", expresa Kawabata.

Lisa Keith, fitopatóloga del Servicio de Investigación Agrícola del USDA en Hilo, es una de las investigadoras que colaboran en el proyecto.

www.hawaii.edu


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor