Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Kees Zandijk, VOF Zandijk:

"Mantener a raya las moscas de la cebolla es el mayor reto del sector holandés de la cebolla"

Kees Zandijk, de VOF Zandijk, sita en los Países Bajos, ha sido testigo del impacto del coronavirus en el mercado de la cebolla. "Ahora mismo no hay obstáculos significativos en el mercado de exportación, así que se nota la incertidumbre. Como resultado, todavía hay reticencia en el mercado".

"Es posible que se endurezcan las normas o, tal vez, que se anuncien confinamientos. Eso, sin duda, podría afectar a las exportaciones de cebolla. Las exportaciones de cebolla roja son más sensibles todavía a esto. Y si el canal horeca se viera ante medidas más estrictas o cierres, el mercado reaccionaría de manera acorde".

Kees tiene clara la función de su empresa en la cadena de la cebolla. "Tratamos de distinguirnos siendo un agente en lugar de un comerciante. Eso nos permite ocupar una posición neutral con los compradores y vendedores, sin tener que significarnos. También nos permite comunicarnos abiertamente sin tomar ninguna posición en el mercado".

"Creemos que es bueno para todas las partes involucradas. Además, tratamos de distinguirnos ofreciendo todo el comercio. Es eficaz para evitar sorpresas. Tampoco tenemos ninguna ambición de encargarnos nosotros mismos de las exportaciones; es mejor dejárselo a las empresas que están centradas en ello y tienen años de experiencia".

"La temporada de cebollitas para plantar comenzó con altas esperanzas de mercado y precios. Las de invierno comenzaron con precios al productor de 0,25-0,27 €. En el caso de las cebolletas, se empezó con 0,18-0,22 €. Conforme avanzó la temporada, los precios cayeron en torno a 0,01-0,015 € a la semana. De media, los rendimientos no eran decepcionantes, con algunas excepciones, por supuesto. Sin embargo, la calidad de algunas partidas cayó rápidamente, sobre todo en zonas donde se regó más tarde", dice Kees.

"Las cebollas de siembra tuvieron un comienzo difícil, pero empezaron a crecer bastante bien, excepto por el suelo frío y la pregerminación. Muchos lotes con acceso a riego se regaron varias veces, pero en algunas zonas no fue posible debido a la alta salinidad del agua o a la cercanía de las batatas. El comercio ha estado entre 0,15 y 0,16 € un tiempo. Durante la temporada de crecimiento, estos productos se comercializan a 0,12-0,15 €, dependiendo de los lotes. En los pólderes, sin embargo, hay menos plantas. Eso es bueno para los productores porque la producción es costosa".

"Hubo algunas semanas calurosas en agosto", continúa Zandijk. "Como resultado, los lotes tempranos se deterioraron de repente. Las zonas tardías sufrieron con el calor y el crecimiento se detuvo. Cuando llovió, las cebollas empezaron a crecer otra vez. Es difícil estimar el rendimiento; acabamos de empezar con los arranques y no tiene mala pinta".

"Hay Fusarium en los pólderes otra vez. No creo que la fumigación haya funcionado en todas partes debido a las condiciones meteorológicas. En resumen, habrá mayores pérdidas esta temporada a causa del Fusarium, cebollas huecas y una germinación vaga. No obstante, las cebollas serán más grandes este año debido a una menor densidad de plantas".

"Senegal ha abierto sus fronteras a las cebollas holandesas, así que hemos exportado mucho a ese destino. Inglaterra también estaba empezando a importar volúmenes decentes de cebollas otra vez, y Extremo Oriente también está haciendo pedidos de nuevo", dice Kees para resumir la situación de ventas de la primera semana de septiembre. "Como siempre, Europa es principalmente autosuficiente".

"Mostrará interés en las cebollas holandesas más avanzada la temporada. Polonia tiene una cosecha bastante buena, aunque varía un poco de una región a otra. El año pasado fue diferente, pues los polacos ya estaban cargando cebollitas para plantar de invierno holandesas en julio. Pero, en las últimas semanas, se han cargado para Polonia algunas cantidades 'con historia'".

Cuando le preguntamos cuál es el mayor reto del sector de la cebolla, Kees menciona en primer lugar mantener a raya las moscas de la cebolla durante el cultivo. "Antes era posible gracias al uso de IC en las semillas, pero este año ya no está permitido. Es más, cada año se retiran sustancias de la lista de autorizadas, así que solo quedan sustitutos inferiores, aparte de los que todavía están en el horizonte".

"No obstante, el Fusarium en las zonas conocidas también ha sido un problema y cada vez lo será más. El reto, por tanto, es mantener un plan de expansión extensivo, sobre todo en las zonas donde la enfermedad todavía no ha llegado. Esos planes también tienen que contemplar el desperdicio y las pérdidas de cebollas. Los obtentores de cebollas también han estado trabajando en este tema. Durante años, han estado desarrollando variedades resistentes y tolerantes".

"En resumen, las cebollas de calidad siguen siendo muy importantes para el mercado de la cebolla. Por descontado, dependemos de la naturaleza. El cambio climático no está facilitando las cosas, pero no cabe duda de que también ofrece oportunidades", concluye Kees.


Zandijk Uien
Kees Zandijk
kees@zandijkuien.nl


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor