Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Lindert Moerdijk, de MSP Onions, Países Bajos:

"La mayor consecuencia de la COVID-19 en nuestro negocio han sido los problemas de pago"

La temporada holandesa de la cebolla ha vuelto a comenzar con incertidumbre. "La temporada pasada terminó de forma muy diferente a la esperada. Hasta los mejores especuladores se equivocaron. Eso significa que todavía hay cebollas de la cosecha anterior bien entrada la nueva temporada de cebolla", dice Lindert Moerdijk, de MSP Onions.

"Resulta que la sequía no ha sido tan intensa. Esto ha asegurado un comienzo único de la temporada. Y si sumamos todas las peculiaridades, nos encontramos en medio de un mercado de la cebolla volátil. Probablemente no empiece a estabilizarse hasta finales de septiembre. En resumen, la temporada de la cebolla ha comenzado".

Lindert cree que habrá un poco menos de cebollas de siembra de lo que es habitual para su superficie. "Pero no será una reducción alarmante. En el suroeste del país, los cultivos son más pequeños. Sin embargo, en otras zonas los volúmenes de cebollas son fantásticos. No creo que haya ningún problema de oferta en el pico de la temporada. ahora mismo, destinos como Asia no han entrado de lleno en el mercado todavía, pero esperamos estar abasteciendo a los destinos habituales para el próximo mes".

"Con suerte, todo el sector obtendrá buenos precios. En comparación con el año pasado, echamos de menos las ventas a Brasil, pero nunca se sabe lo que va a ocurrir con ese. A veces, entra repentinamente al mercado, pero se va igual de rápido. Podría jugar a nuestro favor que hiciera mal tiempo en Brasil, pero, en ese caso, primero recurriría a otros países sudamericanos".

"Tengo confianza en las próximas semanas. No puedo comentar todavía la segunda mitad de la temporada, nunca he tenido una bola de cristal", apunta Moerdijk. "Y en los últimos años, las cosas han sido diferentes de lo que todo el mundo pensaba, en un sentido tanto positivo como negativo. En cuanto al impacto del coronavirus, creo que, por ejemplo en los países de África, ha sido mayor".

"Tienen muchas menos divisas disponibles. Esos países están perdiendo mucho comercio internacional, y eso también está dificultando  los flujos de pago. Por descontado, nuestras ventas de cebollas rojas son todavía más bajas gracias a la crisis del coronavirus, pero creo que los problemas de pago serán el principal problema de nuestro sector a causa de la COVID-19", concluye Lindert.

Más información:
Lindert Moerdijk
MSP Uienhandel
lindert.moerdijk@msp-onions.com  
www.msp-onions.com      


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor