Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Catástrofe del 19 de septiembre:

Francia: Se ha salvado la cosecha, pero el territorio de la cebolla dulce de Cévennes está devastado

La cosecha de la cebolla dulce de Cévennes ha sido buena, la temporada comercial comenzó muy bien. Había un gran optimismo hasta este sábado 19 de septiembre, que quedará grabado para siempre en la memoria de los productores. En lo alto del valle de Hérault se desencadenaron unas lluvias furiosas, con un total acumulado totalmente inédito: cerca de 710 mm en 6 horas en Valleraugue.

Los productores pensaron primero en las familias afectadas y en los centenares de siniestros. La dimensión de la catástrofe es tal que todavía no hay un balance definitivo. Es hora de retirar los escombros y sabemos que la reconstrucción será larga. Las vías de comunicación se han visto muy dañadas y todavía no se puede acceder a algunas aldeas. Todo el territorio de la cebolla dulce de Cévennes DOP se ha visto afectado. Al menos la mitad de los productores de cebolla dulce de Cévennes se ha visto potencialmente afectada. 

Puede que la cosecha de 2020 ya se haya almacenado y esté segura, pero las parcelas en terrazas (las "faïsses") han sufrido un gran impacto. Numerosos muros de piedra seca no han resistido y la tierra cultivable se ha ido con el agua. Se deben reconstruir los sistemas de regadío. El valle de Taleyrac, los sectores de Mandagout y de Valleraugue, que concentran la mayor parte de la producción de cebolla dulce de Cévennes, han sido los más afectados. Algunos productores han perdido más del tercio de sus superficies de producción.

Los cultivos de manzanos también han sufrido mucho, casi tanto como los huertos situados al fondo del valle, allí donde los suelos son más profundos. Todavía quedaba mucho para terminar la cosecha. Pero en algunos lugares, se han desplazado los árboles.

En el emplazamiento de la cooperativa, el edificio se ha visto afectado. Se ha podido volver a poner en marcha la actividad de envasado y expedición, con la vuelta de la electricidad y de internet. La actividad todavía se debe adaptar a las dificultades de abastecimiento, ya que las entregas de los productores se han ralentizado mucho debido a las dificultades de circulación y acceso a las explotaciones. La tienda de venta directa ha podido reabrir sus puertas desde el lunes por la mañana.

En general, se va a poder retomar la temporada comercial bastante rápido, pero habrá que construir el futuro. Aquí las tierras son muy valiosas. Las 52 hectáreas de cebollas dulces de Cévennes cosechadas este año representan 2.000 parcelas en terrazas mantenidas desde hace muchas generaciones. En unas horas se destruyeron numerosas parcelas. El trabajo para volver a ponerlas a cultivar será largo, puede que imposible. Pero recuperar estas tierras es parte de las prioridades para salvar el modelo económico de la cooperativa, indispensable para la región. Hay que abordar los estudios ya llevados a cabo desde hace años para identificar y volver a poner a cultivar las parcelas abandonadas, para volver a lograr lo más rápido posible el potencial de producción. El tiempo apremia, ya que las primeras siembras se inician el próximo mes de marzo y los trasplantes, a partir del mes de mayo. La solidaridad y la voluntad política serán indispensables para acompañar a los productores en una reconstrucción que será tanto de urgencia como de larga duración.

Para más información:
Sylvie Montahut
Teléfono: 06 43 35 91 16
s.montahut@gmail.com      


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor