Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Frans Cool, de Paul Cool:

"Los precios más bajos de las zanahorias belgas estimulan las exportaciones"

“Las lluvias están dificultando la cosecha de zanahorias en Bélgica, que poco a poco está empezando, pero, por otro lado, la lluvia le viene muy bien al cultivo. La mayoría de las zanahorias todavía están delgadas y con el agua de la lluvia pueden crecer un poco más”, dice Frans Cool, de la empresa Paul Cool. “A pesar de su delgadez, la calidad de las zanahorias es buena. Por el momento estamos recolectando las zanahorias de suelos menos pesados, pero dejaremos que la mayoría de ellas crezcan un poco más durante un tiempo”.

El verano estuvo marcado por los altos precios, que impidieron que las exportaciones despegaran. “En los países vecinos, los precios eran mucho más bajos, por lo que no había mucha demanda de zanahorias belgas. En este momento hay más demanda, los precios son más bajos y estamos exportando bastante producto, sobre todo al sur de Europa, Francia y África. No obstante, nuestro mercado más grande es el mercado nacional”, dice Frans. “Los precios más bajos son favorables para las exportaciones, pero aun así no compensan la pérdida de ingresos por la reducción del rendimiento por hectárea a causa del verano seco. Además, a los productores, que están siendo los más perjudicados por esta situación, les convendrían unos precios algo más altos”.

“El rendimiento por hectárea de las cebollas también está siendo inferior al normal por el verano seco. La calidad de las cebollas es buena, pero el rendimiento medio es de 30 toneladas por hectárea, mientras que en un año normal oscila entre 50 y 60 toneladas. Hemos visto crecer el cultivo de cebolla en Bélgica en la última década, pero los veranos secos de los últimos tres años le están jugando una mala pasada a este cultivo. El riego es cada vez más importante tanto para el cultivo de zanahorias como de cebollas, pero aquí en Bélgica es un asunto difícil. La parcelas aquí están más alejadas, el agua es escasa y hay prohibición de bombear agua subterránea en época de sequía. Nuestros suelos son muy aptos para estos cultivos, pero necesitan humedad y lluvia, lo cual se está convirtiendo en un problema cada vez mayor. Si este fenómeno continúa, temo por el futuro de muchos cultivos”, comenta Frans. “Aun así, tratamos de mantener el ánimo y ofrecer a nuestros clientes zanahorias y cebollas de buena calidad. Especialmente durante esta crisis sanitaria la gente necesita productos sabrosos y saludables. Esperemos que todos se mantengan sanos y que no volvamos a confinarnos".

Para más información:
Frans Cool
Paul Cool
Bevrijdingslaan 204
9200 Appels (Bélgica)
Tel.: +32 (0)52 2154 46
Frans@coolpaul.be   
www.coolpaul.be   


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor