Los productores corsos fletan aviones para transportar temporeros marroquíes

Los productores corsos de clementinas se han dado cuenta de que la epidemia de COVID-19 ha complicado mucho las cosechas. Normalmente, contratarían mano de obra compuesta por temporeros marroquíes, pero estos ahora no pueden llegar por las restricciones sanitarias.

Tras meses de reuniones, los productores por fin tienen luz verde de las autoridades y han fletado cinco aviones de Transavia. En total, unos 900 trabajadores se incorporarán a las fincas como parte de la "introducción regular de mano de obra", una cifra ligeramente menor que otros años (1.200).

El de la clementina corsa es, hoy por hoy, el único sector de Francia que ha instaurado dicho sistema. Ya este verano, Alemania dispuso un avión para transportar trabajadores rumanos a sus campos de espárragos, para la cosecha de abril a junio.

Esta luz verde de las autoridades marroquíes y francesas era, por lo tanto, vital para el sector. Más allá de las pérdidas económicas netas, un año en blanco habría acarreado un doble riesgo: económico y agronómico. "La falta de producción habría llevado a una falta de confianza frente a los distribuidores habituales", informan a pledgetimes.com. "Por otro lado, cuando las clementinas caen de forma natural sin recolectarlas, la cosecha es mucho peor el año siguiente. Por lo tanto, estos trabajadores de la clementina son esenciales en más de un sentido".


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor