Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Henry Hayes, de Tzaneen Blueberries (Sudáfrica):

"Hemos exportado solo el 54% de nuestra cosecha de arándanos"

Tzaneen Blueberries ha terminado de cosechar sus arándanos de 2020, un final inusualmente tardío para ellos, pero en el que la lluvia durante la cosecha "hizo estragos", según Henry Hayes, agricultor de arándanos.

Todo comenzó con un gran desarrollo de las frutas y una calidad brillante, dice, y todo fue bien hasta la semana 36, cuando empezaron las lluvias y precipitaciones muy fuertes demasiado pronto para la temporada.

"Cuando empezaron las lluvias tuvimos que desechar la cosecha por problemas de calidad. Normalmente no hay lluvias cuando cosechamos", explica Henry. "Cuando cae esa cantidad de lluvia durante la cosecha los azúcares disminuyen y la fruta se vuelve sosa. La vida útil se acorta mucho y la fruta se ablanda. Hemos exportado solo el 54% de nuestra cosecha total".

Incluso algunas nuevas variedades que parecían ser "a prueba de balas", sucumbieron al impacto de la lluvia.

La relación entre el transporte aéreo y el marítimo de su fruta fue de 69:31 esta temporada, debido a la lluvia (y en un año en el que el transporte aéreo es mucho más caro de lo habitual). En una temporada ideal, al agricultor le gustaría enviar entre el 70% y el 80% de sus berries por barco, ya que supone una gran diferencia para los ingresos de las fincas, pero para ello hay que asegurar la vida útil, señala.

Al igual que les pasó a otros productores de arándanos en partes del norte de Sudáfrica, que han tenido un húmedo comienzo del verano, hubo frutas que el agricultor no pudo exportar. El precio interno de los arándanos en Sudáfrica ha caído en picado por el desvío de volúmenes adicionales de las exportaciones.

Plantas jóvenes de arándanos en Tzaneen Blueberries

El estrés hídrico obliga a reducir la producción
Irónicamente, ya que las fuertes lluvias fueron la causa de su problema esta temporada, ahora son precisamente lo que Tzaneen necesita. Las presas de la zona están en niveles críticamente bajos, la presa de Tzaneen está al 9% y la presa de Ebenezer al 14%.

Las lluvias por debajo de lo normal durante los últimos años, y el consiguiente recorte del 70% en su asignación de agua, les obligó a principios de año a retirar 120 toneladas de producción de una variedad más antigua que estaba destinada a ser reemplazada llegado el momento, pero no de forma tan abrupta.

"En esta zona, donde también hay muchos productores de cítricos, nos hemos vuelto bastante buenos en el uso de nuestros recursos hídricos y en el desarrollo de nuevos recursos. Actualmente tenemos el 30% de nuestra asignación de agua, pero si tuviéramos el 50%, podríamos arreglárnoslas, aunque a ese nivel la expansión todavía estaría limitada".

Vuelta al suelo
La pérdida de producción ha sido reemplazada en parte por nuevas plantas en macetas, pero en general Henry está decidido a ampliar la producción en el suelo.

"Estamos volviendo al suelo porque tenemos un gran suelo, y las macetas y el sustrato son muy caros. La producción en el suelo supone un gran ahorro y te da un mayor margen de error que el que tienes con una planta en una maceta".

Arbustos de arándanos en una plantación en el suelo después de la poda en Tzaneen Blueberries

Henry produce para Berryworld desde 2013, trabajando estrechamente con su equipo técnico. Están dejando atrás una "terrible" temporada, y en su lugar se están centrando en la nueva temporada y las nuevas plantaciones.

"En esta zona se produce para el mercado temprano una vez se ha terminado la temporada europea, por lo que cualquier expansión futura tendrá como objetivo las variedades tempranas. No queremos cosechar después de septiembre en Tzaneen".

Exceso de oferta de arándanos en Europa
Henry no se arrepiente de terminar ahora, ya que los volúmenes masivos de arándanos peruanos han estado causando un exceso de oferta en Europa desde la semana 44, pero la experiencia vivida será parte de la evolución del sector sudafricano de arándanos.

Opina que la necesidad económica va a exigir una mayor cooperación e intercambio de información dentro del sector.

"Los exportadores de arándanos tendrán que empezar a enfocarse en nuevos mercados, en Rusia y el Medio Oriente en gran parte, así como en el Lejano Oriente. Estaría bien competir con Perú en la costa este de los EE. UU.", reflexiona.

"Estoy contento de concluir esta temporada y seguir adelante".

 

Para más información:
Henry Hayes
Tzaneen Blueberries
Email: tzaneenblueberries@gmail.com

 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor