La apuesta geopolítica de la UE y Mercosur se sumerge en la incertidumbre

La puesta en marcha del acuerdo UE-Mercosur se prevé compleja y llena de obstáculos, entre los que se encuentra la política ambiental del presidente brasileño, Jair Bolsonaro. El marco internacional, además, no ayuda a superar estos escollos, en un contexto en el que el multilateralismo se ha complicado por la política proteccionista de EE. UU. estos últimos años y por un repliegue de los países, que podría acentuarse por la crisis del coronavirus, según los expertos. También, indican, ven a China como uno de los países beneficiados en el tablero del comercio mundial si finalmente la UE se retira del acuerdo con Mercosur.

Y es que este pacto, más allá del aspecto económico, obedece a una apuesta geopolítica de gran diferencial respecto a EE. UU. y China, según los analistas.

Cifras a tener en cuenta 
El acuerdo liberaliza el 99% del comercio agrícola de la UE, mientras que los países del Mercosur abren su mercado al 88% de los bienes agrarios comunitarios y a un 91% del total de sus exportaciones.

La UE tiene un superávit en el comercio global con Mercosur de 5.341 millones en 2019 (41.229 exportaciones y 35.888 importaciones). No obstante, esa balanza es deficitaria para la UE en el área agrícola y beneficia al Mercosur, que consigue un superávit cercano a los 14.000 millones de euros (con datos de 2019).

En concreto para España, la balanza comercial es deficitaria, en torno a 2.800 millones de euros, según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación español. 

Materias delicadas del acuerdo
Los estándares de producción vegetal, a uno y otro lado del Atlántico, son diferentes y por tanto son materia clave para los agricultores europeos, que piden reciprocidad entre los alimentos intercambiados.

En sanidad vegetal, el texto del acuerdo dedica un capítulo a las medidas sanitarias y fitosanitarias; por ejemplo, cada bloque de países pondrá a disposición del otro su lista de plagas, productos reglamentados y requisitos fitosanitarios de importación.

Desde la Asociación Empresarial para la Protección de las Plantas (Aepla) aplauden el establecimiento de normas estrictas, pero admiten que es “grande la preocupación por la posible entrada a la UE de nuevas plagas”.

 

Fuente: efeagro.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor