Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

La demanda de ajo aumenta significativamente en Norteamérica

"Hay esencialmente un gran ‘agujero negro’ en la demanda de ajo en todo el mundo que no creo que pueda cubrirse".

Esas son las palabras de Ken Christopher, de Christopher Ranch, en Gilroy, California, que ha visto la demanda de ajo alcanzar niveles extremos. "En las últimas cuatro semanas, hemos visto la demanda aumentar el 50, 60 e incluso 70 por ciento respecto al año pasado", dice Christopher. "Cada vez es más difícil predecir el resto de la temporada".

Foto: Christopher Ranch

Hay varias razones por las que el ajo tiene tanta demanda en 2020. Este año de la pandemia, las ventas generales de productos en los retailers han aumentado, y en particular las de artículos con fuertes beneficios para la salud, como los cítricos, pero también el jengibre y, posiblemente de manera más predominante, el ajo. "Muchos estados están cambiando a los pedidos de comida en casa, ya que comer en el interior de los establecimientos está prohibido y comer al aire libre se está volviendo inviable con un tiempo más frío en todo el país. Por lo tanto, vamos a ver otro gran aumento de los viajes a los retailers locales como vimos en marzo", explica Christopher, añadiendo que California probablemente seguirá viendo una disminución en las ventas de ajo pelado, que se destina a la hostelería. Al mismo tiempo, en general, los consumidores cocinan más en casa con ingredientes como el ajo.

Demanda imprevista
Paralelamente, aunque Christopher señala que este año hay una de las mejores cosechas de ajo de California que ha tenido Christopher Ranch, no pudo planificar el aumento de la demanda vinculado a la COVID-19. "Hemos manejado un aumento del 20-25 por ciento en las ventas en el curso de 12 meses", indica Christopher. De hecho, señala que, al comienzo de la temporada en verano, la empresa pensó que podría haber un poco de exceso de oferta. "Cuando ocurren cosas así, tendemos a desviar esos kilos hacia los productos envasados (ajo triturado, pelado y picado) con una mayor vida útil", continúa Christopher. "Pero a medida que nos acercamos a diciembre, estamos volviendo a destinar ese ajo a las ventas en fresco".

Foto: Ken Christopher, de Christopher Ranch

Al mismo tiempo, también se está produciendo un cambio en el ajo de California que se ofrece al procesamiento, para productos en tarros y en latas. "Esas empresas pueden contar con países alternativos de importación de ajo, como el ajo prepelado español, argentino y mexicano", dice Christopher. "Es algo que normalmente no queremos hacer, pero este año parece que tendremos que optar por esa opción”.

Todo esto deja los precios entre un 5 y un 10 por ciento más altos que el año pasado en esta época, aunque Christopher atribuye la situación en gran medida a los costes relacionados con la COVID-19, particularmente porque el ajo es un producto que necesita mucha mano de obra para cosecharse. "También estamos intentando ofrecer un precio sostenible a largo plazo, queremos proporcionar estabilidad desde el mercado estadounidense", agrega Christopher.

Competencia internacional
De cara al futuro, Christopher observa que el ajo tiene tal demanda que, aunque normalmente competiría con el ajo chino en este momento, así como con la oferta de Argentina en enero y, más tarde, con el ajo español en marzo-abril, podría no ser así este año.

Foto: Canada Garlic Importing

En cuanto al ajo importado que llega a Norteamérica, John Wang, de Canada Garlic Importing Inc., en Toronto, señala que China también ha tenido una cosecha mayor, que se estima aproximadamente un 20 a 25% mayor que el año pasado, debido al aumento de las plantaciones.

A los canadienses les encanta el ajo
"Y la demanda de ajo ha sido una locura en Norteamérica, especialmente en Canadá. Los canadienses comen mucho más ajo en comparación con otros países del mundo. Tal vez sea porque somos un país con inmigrantes de Asia, Europa, etc." comenta Wang. "La demanda es aproximadamente el doble de la de un año normal debido a la COVID-19. La gente se está quedando en casa y compra más ajo y jengibre para cocinar".

Photo: Canada Garlic Importing

Al mismo tiempo, estima que la demanda de ajo pelado por parte del foodservice ha disminuido entre un 80 y un 90 por ciento. "Al entrar en el invierno, para los retailers y el ajo fresco la demanda se mantendrá fuerte con la llegada de las Navidades, pero la hostelería estará tranquila", afirma Wang. "Incluso sin la COVID-19, el consumo de ajo en invierno, comparado con el resto del año, aumenta normalmente en aproximadamente un 30 por ciento. Pero con el confinamiento y el aumento de las compras en los retailers, creemos que la demanda será el doble de la de un año normal".

A su vez, el precio del ajo es estable, concluye Wang. "Comparado con el año pasado, es ligeramente menor". Dicho esto, Wang prevé que el precio aumentará en un 20 por ciento hasta finales de junio.

 

Para más información:
Ken Christopher
Christopher Ranch
Tel.: +1 (408) 847-1100
ken@christopherranch.com 
www.christopherranch.com

John Wang
Canada Garlic Importing Inc.
Tel.: +1 (905) 501-8868
johnwang@garlicgroups.com 
www.garlicgroups.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor