Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Países Bajos se dirige hacia un nuevo récord de exportación de cebollas

Parece que Países Bajos volverá a alcanzar un nuevo récord de exportaciones de cebollas, según ha publicado en su boletín de noticias Holland Onions Association, la asociación que representa a más del 90% de los comerciantes holandeses de cebollas. Con volúmenes muy por encima de las 30.000 toneladas por undécima semana consecutiva, las exportaciones ya están un 11% por delante de las de toda la temporada pasada, que también marcó un récord. A principios de octubre, por primera vez en la historia, se rompió la barrera de las 40.000 toneladas semanales. No obstante, esta cifra ha vuelto a batirse en la primera semana de noviembre por la asombrosa cantidad de más de 46.000 toneladas. Todos los eslabones de la cadena están a pleno rendimiento en estos momentos para satisfacer la enorme demanda.

Gran año
Durante la última década, se observa un aumento consistente y sólido en las cifras de exportación desde 2010, de más del 4% anual. El crecimiento solo se ha interrumpido en algunos años por malas cosechas, como en 2018, cuando las existencias de cebollas holandesas se agotaron prematuramente.

Coronavirus
En este año marcado por el coronavirus ha habido cambios drásticos en la demanda de alimentos a nivel mundial, provocando alteraciones también en la cadena de la cebolla holandesa. El cierre del sector horeca ha hecho que las ventas en los supermercados hayan crecido. La demanda de los consumidores se ha desplazado hacia los productos básicos de primera necesidad con una larga vida útil y un alto sabor y valor nutricional, como la cebolla. El coronavirus ha sido un estímulo para muchos consumidores para volver a cocinar en casa con ingredientes frescos y deliciosos, por lo que el interés en alimentos con propiedades saludables ha aumentado. En Países Bajos, la demanda de cebolla en el retail aumentó un 21% en la primera mitad de 2020, un patrón que se repite en casi en todo el mundo.

Bangladés en el top 10
Algunos gobiernos incluso han congelado los precios o prohibido la exportación de cebollas para garantizar el suministro de producción nacional a la propia población, como es el caso de la India. Siendo la cebolla un alimento básico en esos países, estas medidas son necesarias porque la escasez conduciría a disturbios e inestabilidad política. Al principio se llegó a pensar que la exportación a la India y los países circundantes, que normalmente son atendidos por la India, era una oportunidad pasajera, pero esta temporada muchas cebollas holandesas han vuelto a poner rumbo a esta región debido a la escasez de producción local. Bangladés, un país al que anteriormente no solíamos enviar cebollas, ¡ha importado más de 17 millones de kilogramos en solo 8 semanas! El país supera incluso a Sri Lanka, que va camino de duplicar sus importaciones esta temporada. Filipinas casi ha cuadriplicado la cantidad importada de cebollas holandesas en comparación con la temporada pasada, encontrándose actualmente en la sexta posición. Hong Kong también muestra cada vez más interés en las cebollas holandesas. Ahora solo falta China, donde el potencial es enorme si decide abrir su frontera.

Salvavidas
Los Países Bajos cubren la demanda de otras partes del mundo, aunque es cierto que más del 92% de la demanda de cebollas es suplida por producciones nacionales (local-for-local). No obstante, el 8% restante que se exporta es cada vez más necesario para sortear las situaciones de escasez en los diferentes países. Los Países Bajos han desempeñado un papel destacado en este mercado durante décadas con una participación de mercado del 20%, cuya importancia ha quedado patente en los últimos años en los que otros países han tenido que lidiar con malas cosechas de un producto tan básico como la cebolla. Los países afectados siempre se dirigen en tales situaciones a los comerciantes holandeses, cuyo producto es muy apreciado por su atractiva relación calidad-precio.

Amplia clientela
Esta temporada, el crecimiento de las exportaciones holandesas a casi todos sus mercados de destino ha sido de alrededor del 6%, un dato que ofrece muchas oportunidades. Las cebollas holandesas también son cada vez más populares en el Caribe. Casi todos los países caribeños ya son clientes habituales, con Jamaica, Haití y República Dominicana entre los 30 primeros destinos para la cebolla holandesa. La parte francesa de la isla de San Martín hace su debut esta temporada. Centroamérica está particularmente bien representada por países como Nicaragua y Honduras, mientras que las exportaciones a Panamá se han paralizado por completo esta temporada debido a problemas políticos. En la vecina Costa Rica, las cebollas holandesas aún no han logrado afianzarse, pero se está trabajando en ello.

Sorprendentes nuevos destinos
Japón y Azerbaiyán son mercados completamente nuevos y han comprado este año sus primeros lotes de cebollas holandesas. Y por primera vez en su historia, Holland Onion también exporta a Canadá. Los Emiratos Árabes Unidos llegaron al millón de kilogramos en su tercer año, dejando atrás a Brasil. Junto con la costa este de África, estas partes del mundo forman un enorme mercado cuya demanda aumentará rápidamente en los próximos años. Los requisitos centrales son una situación política estable y buenas opciones logísticas para el suministro y el tránsito, lo cual siempre va de la mano con el desarrollo económico.

Fuente: Holland-Onions.org


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor