Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Richard Owen, de la PMA

¿Cómo abordará el Gobierno de Biden las cuestiones y políticas agrícolas?

Ha habido mucha cobertura en las elecciones presidenciales de EE. UU. y lo que podría significar para el sector hotofrutícola por parte de ambos candidatos. Ahora que se conocen los resultados de las elecciones, Richard Owen, director del Equipo de Asuntos Legislativos y Regulatorios de la PMA, comentó lo que él piensa que podrían ser las prioridades del Gobierno de Biden, y qué medidas tomará la PMA para fomentar cambios positivos para el sector hortofrutícola.

Tom Vilsack, secretario de Agricultura
El presidente Biden anunció recientemente su elección para la Secretaría de Agricultura: Tom Vilsack, quien ocupó ese cargo en el Gobierno de Obama. "Tiene una gran experiencia y fue gobernador de Iowa, que es un estado agrícola fuerte, por lo que creo que se las apañará muy bien. Pienso que será beneficioso para el sector, especialmente porque sabemos qué esperar de él en términos de comunicación y estilo de trabajo", comparte Owen.

Owen también espera ver prioridades similares a las del Gobierno de Obama bajo el de Biden: "El nombramiento de Vilsack podría significar que se continuará con algunos de los proyectos que estaban en marcha en el Gobierno de Obama, e incluso llevarlos un paso más allá. El secretario Vilsack supervisó la expansión de los programas del USDA que tenían como objetivo luchar contra la inseguridad alimentaria (como Summer EBT y SNAP), y podemos esperar de manera realista que dichos esfuerzos se retomen bajo el nuevo Gobierno", añade Owen.

Inseguridad alimentaria y políticas climáticas
Algunas de las políticas específicas que podrían tener prioridad en el Gobierno de Biden, según Owen, son la inseguridad alimentaria y el clima. ¿Qué significará eso para el sector de hortofrutícola? "La inseguridad alimentaria está, por supuesto, relacionada con el consumo, y elevar la calidad de las frutas y hortalizas como solución es una prioridad máxima para la PMA. Trabajaremos para entrar en la conversación con el Gobierno y fomentar programas para aumentar el consumo de productos a través de vías como los almuerzos escolares y los programas SNAP", dice Owen.

En cuanto al enfoque en el clima, Owen señala: "Lo que nos gustaría que el Gobierno reconociera es el número de cambios positivos que el sector agrícola ya ha implementado, como la siembra directa, el uso de la cobertura del suelo, la reducción del uso de pesticidas y la integración de la biotecnología. Se producen más alimentos con menos insumos y eso es un gran dato a destacar. También nos gustaría ver algunos incentivos para ayudar a facilitar una mayor colaboración entre el Gobierno y el sector agrícola, para reducir aún más el CO2 y la liberación de carbono".

Lo más destacado del Gobierno de Trump
Haciendo un repaso de los últimos cuatro años, han pasado muchas cosas. Algunos de los movimientos más notables hechos por el Gobierno de Trump para el sector agrícola han sido los programas CFAP y el programa Farmers to Families Food Box Program. "Los programas CFAP 1 y CFAP 2 ayudaron a cerrar la brecha en el sector para compensar la pérdida de pagos y la reducción de precios para los agricultores, y realmente marcaron la diferencia", expresa Owen. "El programa de distribución de cajas de alimentos también fue genial porque proporcionó un canal de comercialización adicional para la venta y distribución de frutas y hortalizas que también ayudó a los bancos de alimentos y a las organizaciones benéficas locales a dar más a los necesitados. Ese programa fue particularmente útil para los distribuidores y los productores al ampliar sus mercados", explica. "A medida que nos preparamos para los cierres en los próximos meses, también es primordial ser creativos con las opciones para apoyar al sector del foodservice, reconociendo su importancia para nuestro país y considerándolo un importante medio para llevar frutas y hortalizas a los consumidores", añade.

Bajo el Gobierno de Biden, todavía no está claro cómo podrían progresar esos programas. "Esperemos que esos programas continúen, aunque probablemente sean diferentes. El programa CFAP podría mantener algunos aspectos, pero podría ser más específico en su ayuda a ciertos sectores. O podría ser absorbido por otro programa más grande. De cualquier manera, el Gobierno hará algunos cambios para reflejar sus prioridades", señala Owen, y añade: "También estamos apoyando la continuación de la misión central del programa de cajas de alimentos, sabiendo que deben hacerse algunos cambios en la forma en que se ejecuta".

Comercio y programa H-2A
Uno de los temas más discutidos, y uno de mayor impacto para el sector hortofrutícola, es cómo Biden podría abordar el comercio durante los próximos años. "No será una prioridad inmediata para el nuevo Gobierno", dice Owen. "Al principio, la prioridad serán los asuntos locales y el alivio de la pandemia. Cuando eso cambie y el comercio vuelva a ser un foco de atención, Biden probablemente colaborará mucho más y trabajará con aliados de todo el mundo para resolver los asuntos comerciales. Particularmente con las políticas comerciales con China, pues Trump fue por su cuenta y quiso que los EE. UU. se enfrentaran a China, pero Biden probablemente buscará socios para trabajar juntos y abordar algunas de las cuestiones más conflictivas. Tampoco espero que el Gobierno de Biden comience inmediatamente a reducir los aranceles en vigor. Se intentarán entablar primero negociaciones y obtener algunas concesiones antes de reducir los aranceles", agrega Owen.

Owen cree que todavía es demasiado pronto para saber cómo podría afectar el nuevo Gobierno al programa H-2A. "Una cosa que cambiará cuando la nueva administración asuma el cargo es que la mano de obra será un tema importante, pero habrá diferentes programas, tanto relacionados con la mano de obra extranjera como con la nacional. Con los grupos laborales más involucrados, las prioridades podrían cambiar. Pero no sabremos hasta dónde llegarán las prioridades del programa H-2A hasta que se nombre a los nuevos secretarios de Trabajo y Seguridad Nacional", expresa Owen.

"La pandemia y sus impactos en la mano de obra mundial nos hacen ser creativos en las soluciones para las necesidades de la mano de obra agrícola. Es hora tanto de duplicar la inversión en I+D para robótica y automatización como de incentivar la implementación de las nuevas tecnologías en las fincas", concluye Owen.

Para más información:
Richard Owen
Produce Marketing Association
Tel.: +1-302-607-2132
Email: rowen@pma.com
www.pma.com 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor