Entrevista con la consultora Evgeniya Kravchenko

El mercado ruso, entre prohibiciones y oportunidades

En los últimos meses hemos estado publicando diversos artículos sobre la producción hortícola en invernaderos en Rusia. Concluimos el año con una entrevista a Evgeniya Kravchenko, consultora para el mercado ruso, sobre las principales tendencias en este sector.

Evgeniya Kravchenko

FreshPlaza (FP): ¿Cómo fue el año 2020 para el sector hortícola en Rusia?
Evgeniya Kravchenko (EK): Este año, los precios de las hortalizas en Rusia son altos por dos razones. En primer lugar, ha aumentado la demanda de productos hortícolas, debido a la pandemia y la mayor conciencia por parte de los consumidores de la necesidad de comer sano para mantener una buena salud. Luego, en los meses del confinamiento, las importaciones desde China se suspendieron a pesar de que la producción hortícola rusa aún no es suficiente para cubrir las necesidades del país.

FP: ¿Rusia conseguirá ser autosuficiente en el suministro de hortalizas?
EK: Desde 2014, la producción agrícola en Rusia ha estado creciendo cada año (por ejemplo, en septiembre de 2020, aumentó un 1,4% en comparación con agosto). En los últimos años, la importación de pepinos ha disminuido significativamente y los rusos son capaces de cubrir el 100% de su demanda. En el caso de los tomates, alcanzaron un 52-54% de autosuficiencia. Gracias al veto, la producción local de setas empezó casi desde cero. Sin embargo, la producción de pimientos y berenjenas cubre actualmente solo el 10% de las necesidades del país. Además, hay pocos productores de lechugas y de hierbas frescas.

FP: ¿Cuáles son las principales tendencias en la producción hortícola de invernadero en Rusia?
EK: Se ha iniciado un proyecto para la construcción de 80 hectáreas de invernaderos en la zona más oriental del país. Se invertirán 24.200 millones de rublos (271 millones de euros) y el Gobierno ruso dará un fuerte impulso. Esta zona es muy atractiva, ya que hay muchas horas de luz y los costes de producción podrían ser más bajos que en otras regiones del país. También es una zona cercana a China, que siempre ha sido un mercado atractivo, porque la población china está en constante crecimiento. Los productores rusos pretenden exportar a China sus tomates y pepinos cultivados en invernadero. En el Lejano Oriente ruso se espera, para 2024, alcanzar una producción de unas 80.000 toneladas de hortalizas.

FP: ¿Y en el frente de la innovación?
EK: La segunda tendencia actual en este sector es la búsqueda continua de nuevas tecnologías de producción de invernadero que permitan incrementar los rendimientos por hectárea. El gas y la electricidad en Rusia cuestan menos que en Europa, pero producir en invernaderos con -20 °C en el exterior implica un alto consumo energético. Estos altos costes de producción se reflejan en los precios de los productos; por esta razón, la producción local de tomates aún enfrenta una fuerte competencia de Turquía y Marruecos. Los sistemas de almacenamiento de hortalizas también deben optimizarse. El Gobierno ruso está dispuesto a cubrir el 20% de los costes de modernización de los sistemas de almacenamiento.

En resumen, todavía queda mucho por hacer. Con el objetivo del Gobierno ruso de alcanzar un 80% de autosuficiencia en productos agrícolas, el cultivo en invernadero se convierte en un sector estratégico para el país. Muchas tecnologías avanzadas se compran en el extranjero, por lo que los países europeos deben mirar el mercado ruso con gran interés y atención.

Para más información:
Tel.: +7 965 2442075 (Rusia)
Tel. Whatsapp: +39 345 6106411 (Italia)
evgenia.kravchenko@gmail.com  


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor