Proyecto Zitrus (WWF)

“Es absolutamente posible producir naranjas de gran calidad de forma sostenible"

El proyecto Zitrus ha convertido 1.132 hectáreas de fincas convencionales de naranjas de Andalucía, repartidas entre varios municipios de Sevilla, Huelva y Córdoba, en modelos de gestión ambiental, minimizando su huella sobre el agua y los recursos naturales.

“Nuestro proyecto surge de una cooperación de WWF Alemania con Edeka, el principal supermercado alemán, que eligió Andalucía para uno de sus productos estrella: las naranjas y mandarinas”, explica Felipe Fuentelsaz, coordinador de la iniciativa. “El origen de este acuerdo radica en que los consumidores europeos demandan estos productos sostenibles al estar más avanzados y tener una mentalidad ambiental y social. En España el consumidor va buscando más precio que calidad. Por eso en nuestro país hay muy pocos supermercados grandes que apuesten claramente por la sostenibilidad en la cadena de suministro”.

Uno de los principales proveedores de naranjas de Edeka era la empresa sevillana Iberhanse, con su finca modelo El Esparragal, explica Felipe. “Ahí empezó el proyecto en 2014 con WWF Alemania, que se extendió a 14 fincas en Sevilla y Córdoba, en la cuenca del Guadalquivir, y a otra en Huelva. Este proyecto es único porque combina a la vez cuatro claves: el uso eficiente y legal del agua, la eliminación de los agroquímicos más tóxicos para la salud y la biodiversidad, recupera la fertilidad del suelo e integra la biodiversidad en las plantaciones”, detalla. “Tenemos expertos en agua, biodiversidad, pesticidas y buenas prácticas agrícolas que hacen un seguimiento día a día de las fincas con un control muy exhaustivo de lo que ocurre en ellas”.

La formación de los agricultores participantes en el proyecto, además, juega un papel crucial. “Aparte de la visita semanal de los expertos a las fincas, el proyecto les ofrece un plan de formación anual con ocho sesiones muy prácticas en materia de biodiversidad (agua, suelo, buenas prácticas agrícolas y biodiversidad). Las principales empresas de cítricos a nivel nacional estarían deseando entrar en un proyecto como este, pero tenemos que crecer poco a poco”, subraya.

¿Cómo es la agricultura sostenible en sus fincas?
“Todas las fincas del proyecto son legales en el uso del agua, y tienen que reducir al menos el 8% del agua de la concesión. No pueden usar pesticidas como glifosato o insecticidas muy tóxicos y tampoco se pueden usar en lindes, calles o arroyos. Hay que dejar que la naturaleza actúe y si no lo hace se usan los productos menos nocivos", puntualiza Felipe. "Además, dejamos crecer las hierbas naturales para que los insectos auxiliares tengan comida y refugio".

"En las balsas de regadío se colocan nidos flotantes para que proliferen las aves acuáticas. Y en los cultivos se colocan posaderos con cajas de rapaces que controlan los conejos o topos”, explica. “Estamos demostrando que es absolutamente posible producir naranjas de gran calidad de forma sostenible, sin perder rendimiento ni producción y respetando los recursos naturales”, concluye.

 

Fuente: diariodesevilla.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor