Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Las frutas y hortalizas producidas en ellos cuentan con unos de los niveles de residuos de plaguicidas más bajos de la UE

Sobresaliente en seguridad alimentaria para los invernaderos solares del sur de Europa

En las 35.000 hectáreas de invernaderos solares ubicadas en Almería y la costa de Granada se cultivan 4,5 millones de toneladas de frutas y hortalizas, principalmente tomate, pimiento, pepino, berenjena, calabacín, melón y sandía.

El 75% de esta producción se exporta a países de la Unión Europea. Por ello, los altos estándares de calidad y seguridad exigidos por los grandes distribuidores europeos obligan a los productores de cultivos de invernaderos solares a cumplir con estrictos sistemas de certificación y normas de buenas prácticas agrícolas en el campo.

Para cumplirlas, se deben realizar un gran número de análisis de suelos, agua y plantas y múltiples controles sobre muestras de producto fresco. De hecho, esta zona de producción es el área con la mayor concentración de laboratorios de análisis agrícolas de toda Europa que certifican que los productos cumplen con los estándares de calidad y seguridad alimentaria.

Sin embargo, la producción hortícola requiere una ardua tarea de control de las poblaciones de múltiples plagas que afectan muy negativamente al rendimiento de los cultivos. Y entre las técnicas utilizadas, se encuentra el uso de plaguicidas, regulado en la Unión Europea por el Reglamento (CE) n.º 396/2005.

Seguridad contrastada
La EFSA (European Food Safety Authority) publicó su último estudio anual sobre residuos de plaguicidas encontrados en alimentos, en abril de 2020. Los datos recogidos muestran los valores de residuos de plaguicidas encontrados en alimentos en la Unión Europea durante el 2018. En este estudio, de un total de 91.015 muestras analizadas en la Unión Europea, el 4,5% excedieron los valores de LMR.

Sin embargo, un estudio realizado por Labcolor en la campaña 2019/2020, en el que se analizaron en total 44.850 muestras de los principales cultivos de las provincias de Almería y Granada, concluyó que solo el 0,79% de los plaguicidas encontrados superaban niveles de LMR.

Estos datos corroboran el elevado esfuerzo aplicado en los invernaderos solares de Almería y Granada para alcanzar un alto nivel de seguridad alimentaria, siendo las frutas y hortalizas producidas en esta zona las que cuentan con unos de los niveles de residuos de plaguicidas más bajos de la Unión Europea.

Asimismo, ponen de manifiesto el interés de los productores de invernaderos solares en la búsqueda de alternativas a la “lucha química” (plaguicidas), como el control biológico, una técnica implementada a gran escala que ya es la base del control de plagas en el 99% del pimiento o en el 60% de otros productos hortícolas.

 

Fuente: ambientum.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor