¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor

Está usted usando un software que bloquea nuestros anuncios.

Ya que publicamos noticias gratuitamente, dependemos de los ingresos de nuestros banners. Por favor, le rogamos que desactive su bloqueador de anuncios y recargue la página para poder seguir visitando esta web.
¡Gracias!

Haga clic aquí para leer la guía de cómo desactivar su bloqueador de anuncios.

Sign up for our daily Newsletter and stay up to date with all the latest news!

Suscripción I am already a subscriber
Ava-Asaja y AEKAKI exigen nuevas soluciones eficaces contra la plaga

El "cotonet" ya causa 40 millones de pérdidas en el sector del caqui de la Comunitat Valenciana

La Asociación Valenciana de Agricultores (Ava-Asaja) y la Asociación Española del Kaki (AEKAKI) han reclamado a la Conselleria de Agricultura una serie de medidas ante “la preocupación y el malestar del sector por la expansión incontrolada de las plagas y enfermedades del caqui, sobre todo del cotonet, debido a la supresión de materias activas fitosanitarias y la falta de alternativas eficaces”. Ambas entidades han redoblado así sus reivindicaciones ante el inicio de la campaña de recolección durante una reunión mantenida con el secretario autonómico de Agricultura, Roger Llanes, y otros representantes de la conselleria.

Según cálculos de ambas entidades, las pérdidas derivadas del cotonet en el sector del caqui de la Comunitat Valenciana ya ascienden a 40 millones de euros, 25 de ellos por causa directa de la producción perdida y 15 millones por los sobrecostes económicos entre campo y almacén.

En concreto, Ava-Asaja y AEKAKI ya dan por perdidas en estos momentos entre 70.000 y 80.000 toneladas de caquis en la Comunitat Valenciana a causa de los ataques récord del cotonet, lo que representa una disminución del 20-25% de la producción inicialmente prevista, que se situaba en torno a las 360.000 toneladas. Esta cantidad podría elevarse en las próximas semanas.

Además, cuantifican en un 30% el incremento medio de los costes entre campo y almacén: los gastos en campo aumentan en unos cinco céntimos por kilo en concepto de nuevos tratamientos (hay agricultores que han triplicado el número de aplicaciones) y en 14 céntimos por kilo desde el campo hasta la salida del almacén. Esta situación insostenible en términos de viabilidad ya ha provocado casos de agricultores que han decidido abandonar el cultivo por este año al menos.

Ambas entidades coincidieron en demandar al departamento agrario de la Generalitat Valenciana más fondos en la investigación y más agilidad en la puesta a disposición del sector de un mayor número de materias activas para combatir especialmente los cotonets, y también las moscas blancas y la mancha foliar del caqui; así como un plan de choque paralelo contra las poblaciones de hormigas que constituyen el principal aliado del cotonet.

Por su parte, la conselleria de Agricultura ha anunciado que está realizando ensayos con materias activas no autorizadas en el cultivo del caqui para, en su caso, solicitar una autorización excepcional o una ampliación de uso.

De cara a la campaña siguiente, la conselleria ha avanzado en la reunión que va a presentar un Plan de Actuación específico de las plagas y enfermedades del caqui con el objeto de facilitar a los agricultores la información más detallada posible sobre el nombre y el periodo de aplicación de las materias activas a fin de optimizar los resultados de dichos tratamientos.

Para más información:
Ava-Asaja
info@avaasaja.org
www.avaasaja.org

Fecha de publicación: