Niels Bessemans, de Optiflux (Bélgica):

"Este nuevo sistema de almacenamiento de fruta de pepita es el resultado de veinte años de investigación"

El lunes 27 de septiembre fue la fecha de lanzamiento de Optiflux, que ingresa al mercado con un nuevo e innovador sistema de medición y control para el almacenamiento de frutas de pepita. DCA (Dynamic Controlled Atmosphere) es el nombre del sistema que ha sido desarrollado por la spin-off belga. "Con DCA, la fruta de pepita se puede almacenar durante todo el año, sin el uso de productos químicos", dice Niels Bessemans, el inventor del sistema y cofundador de Optiflux. En una cámara frigorífica de la cooperativa y subasta belga BelOrta, el lugar adecuado para la presentación de la nueva solución, Niels habló sobre el sistema DCA y qué otros servicios proporcionará Optiflux al sector de la fruta de pepita.


La inauguración tuvo lugar en una cámara frigorífica de la cooperativa y subasta BelOrta, en la localidad belga de Borgloon.

¿Qué es DCA?
El producto que suministra Optiflux consiste en un módulo de hardware inteligente que se puede instalar en cualquier cámara de almacenamiento existente. "La fruta no siempre respira de la misma manera", dice Niels. "Como resultado, puede haber grandes diferencias en la calidad de la fruta cuando sale de la cámara frigorífica". El módulo de hardware Optiflux mide la forma en que la fruta respira y ajusta el clima en la cámara frigorífica a las necesidades de cada lote. "Reducimos el contenido de oxígeno en las cámaras frigoríficas al nivel adecuado para que la fruta entre en un estado latente".


Izquierda: El módulo mide el contenido de oxígeno, dióxido de carbono, etileno y amoníaco en la cámara frigorífica. Derecha: Los tubos están conectados al sensor inteligente que mide las diferentes concentraciones de partículas en el aire.

El módulo mide el contenido de oxígeno, dióxido de carbono, etileno y amoníaco en la cámara frigorífica y también mide las fugas de la cámara frigorífica. El módulo interviene cuando cambia la atmósfera y, por lo tanto, mantiene el clima en la cámara frigorífica en un nivel óptimo. Basado en este módulo, Optiflux ha desarrollado tres servicios para ayudar a los productores a almacenar de manera adecuada la fruta de pepita.


Izquierda: el sensor inteligente con un registrador de temperatura en la parte superior del cable. Derecha: Ampliación del sensor inteligente. El aire fluye a través del dispositivo entrando por los orificios de ventilación.

OptiControl DCA
El módulo mide la forma en que la fruta respira varias veces a la semana y también mide las fugas de la cámara frigorífica. Sobre la base de los datos recopilados, el sistema responde devolviendo el clima al nivel óptimo de almacenamiento. La spin-off ofrece este servicio patentado bajo el nombre de OptiControl DCA. "Actualmente, no se aplican servicios personalizados en el sector del almacenamiento", dice Niels. "Solemos suponer que todas las frutas respiran de la misma manera, pero este nuevo sistema mide la forma en que la fruta respira y, a diferencia del almacenamiento con el método ULO (oxígeno ultrabajo), en el que las condiciones de almacenamiento están estandarizadas, el nivel de oxígeno se ajusta a las necesidades de la fruta".


Niels Bessemans

WatchDog
"Hablamos mucho con los productores de frutas de pepita", dice Niels. "Un defecto en el sistema de refrigeración puede hacer que 200.000 toneladas de fruta de pepita ya no sean aptas para el mercado y, por lo tanto, deban desecharse". El servicio WatchDog de Optiflux controla si el sistema de enfriamiento está haciendo lo que se supone que debe hacer. ¿El rendimiento de refrigeración se corresponde con la configuración o arroja resultados erráticos? Mediante un segundo sistema de medición, Optiflux realiza mediciones de control que vinculan los resultados al tiempo de funcionamiento del enfriamiento. El sistema detecta cambios o desviaciones que superan los diferentes umbrales y, por lo tanto, advierte de antemano si la refrigeración ya no funciona correctamente.

Store-Insight
El software también presenta una descripción detallada de la calidad de la fruta almacenada y predice cómo cambiará la calidad de las existencias. "Sobre la base de esta predicción, los productores de frutas pueden decidir qué lote vender y en qué momento. De esta manera, se evitan pérdidas económicas debidas al deterioro de la calidad y se evitan también altos costes de almacenamiento de aquellos lotes cuyo potencial de almacenamiento es reducido", afirma Niels.

20 años de investigación
Optiflux se creó en colaboración con el Departamento de Poscosecha de la Universidad Católica de Lovaina, el Centro Flamenco para la Conservación de Productos Hortícolas (VCBT) y la Asociación de Cooperativas Hortícolas de Bélgica (VBT). "Nuestros productos son el resultado de 20 años de investigación sobre el almacenamiento de frutas de pepita. Obtuve mi título de doctor en este tema, pero lo más importante es que ahora puede ayudar a los agricultores", dice el cofundador de la spin-off.

Seminarios web
La spin-off ofrecerá dos seminarios web para las partes interesadas el 25 de octubre de 2021, uno en inglés (a las 16 h) y otro en neerlandés (a las 17 h).

Haga clic aquí para registrarse para el seminario web en inglés, el 25 de octubre a las 16 h.

Para más información:
Niels Bessemans
Optiflux
Tel.: +32 (0) 478 38 27 54
niels.bessemans@optiflux.world 
www.optiflux.world 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor