Anuncios

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

VN Trading, Países Bajos:

"Respondemos a las demandas del mercado"

VN Trading es una nueva enseña en los Países Bajos. Sin embargo, sus empleados cuentan con años de experiencia en el sector de los champiñones. La empresa también ha crecido recientemente, según afirma su propietaria, Mari van Namen, al adquirir Oké Trading. Hay 13 explotaciones en un radio de cinco kilómetros de la planta de envasado de la empresa. Cada semana producen entre 60 y 100 toneladas de champiñones blancos y entre 20 y 50 toneladas de champiñones marrones.


Mark Joosten y Bart van Namen

"Intentamos responder a las demandas del mercado cuando este necesita cantidades grandes", explica el director de ventas Mark Joosten acerca de los cambios en el volumen de cultivo. El productor de champiñones se basa en ventas anteriores como referencia para estimar las necesidades del mercado. Eso evita que los precios de mercado caigan demasiado por debajo del precio de coste. Por ejemplo, se sabe que en verano las ventas caen hasta un 60%. "Lo tenemos en cuenta y llenamos menos lechos o dejamos algunos viveros vacíos".

Amplia difusión
Las setas de VN Trading se destinan a supermercados, mercados y al sector de la hostelería de varios países. Tienen presencia en los Países Bajos, Bélgica, Alemania, Francia, Oriente Medio y el Reino Unido. Mark señala que la COVID-19 y el brexit han afectado duramente al comercio con el Reino Unido. "El brexit, combinado con el coronavirus, ha reducido las exportaciones al Reino Unido a casi cero".

La pandemia disminuyó la demanda y el brexit elevó los costes, haciendo poco rentable el envío de cantidades menores. Ahora, la COVID-19 está cada vez más bajo control y Mark observa un tímido repunte del comercio hacia Gran Bretaña. Espera que el mercado se recupere aún más en los próximos seis meses. Esto ocurrirá a medida que se abran más restaurantes y el sector de la hostelería en dicho país vuelva a funcionar. La demanda de todos los mercados está cambiando a medida que la pandemia retrocede. "Los supermercados están adquiriendo un poco menos, y hay algo más de demanda por parte de los mercados y los sectores de la hostelería y la restauración".

Esto también está conduciendo a cambios en el envasado. Las setas se recogen directamente en envases para el consumidor final. "Tenemos nuestra propia producción, así que podemos responder a las necesidades de los clientes y el mercado. Podemos, por tanto, cambiar el envase casi inmediatamente", dice Mari. Mark añade que la conocida bandeja azul para setas prácticamente ha desaparecido. Las bandejas transparentes de PET o R-PET con tapas o cierres superiores la han reemplazado. 

Ganando terreno
Se comercializan menos champiñones marrones que blancos. A pesar de ello, Mari afirma que los marrones están ganando terreno claramente. Atribuye la popularidad de esta variedad a su color, su sabor más fuerte y su mayor vida útil. Los champiñones blancos aguantan unos diez días tras la cosecha. Los marrones, sin embargo, tienen una vida útil de entre 15 y 16 días. Es un factor importante para que los supermercados eviten el desperdicio de alimentos. Mari dice que también hay más demanda de setas especiales. Para satisfacer esta tendencia, el surtido de VN Trading incluye setas de ostra.


Mari van Namen

Para suministrar a los supermercados también es importante tener certificados. VN Trading cuenta con las certificaciones GlobalGAP, GRASP y PlanetProof. Los champiñones se cultivan en un circuito cerrado, así que la empresa solo necesitó realizar pequeños ajustes para obtener, por ejemplo, la certificación PlanetProof. "No utilizamos ningún pesticida. En comparación con otros cultivos, el cultivo de setas es muy limpio. Esto se debe a que los factores externos tienen un efecto mínimo en el cultivo acondicionado. También es circular. El compost es el único subproducto de los hongos y se utiliza después en la horticultura", detalla.

Viabilidad
El precio es un tema candente en el mundo de las setas. En los supermercados, hace tiempo que los champiñones blancos cuestan 0,99 euros. "No creo que sea un precio realista", dice Mari. "Los costes de los envases y las materias primas se han disparado este año. Los precios tendrán que subir un diez por ciento el año que viene, de lo contrario, ya no será viable cultivar setas". Pero incluso sin el aumento de los costes, no es fácil obtener el precio de coste.

El volumen es otro aspecto importante en el negocio de las setas. "Hay una gran necesidad de volúmenes, en especial dados los márgenes de cultivo y comercio de setas en los últimos años", continúa Mark. A pesar de ello, Mari es optimista sobre el futuro de las setas. "Las setas son productos maravillosos, con futuro. Encajan en una dieta sana basada en productos vegetales. Además, están sustituyendo poco a poco a la carne gracias a la percepción del público y a su valor nutricional", concluye.

VN Trading
sales@vntrading.nl
mariusvannamen@hetnet.nl


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor