Ampliación del proyecto de cítricos de EDEKA y WWF en España

El proyecto agrícola de la cadena de supermercados alemana EDEKA y la ONG ambiental WWF para el cultivo de cítricos sostenible es tan exitoso que ahora se ha ampliado a otras dos zonas productoras en España. Además de las 14 fincas en Andalucía, se han agregado cinco más en las comunidades autónomas de Valencia y Cataluña. En más de 1.500 hectáreas, el proyecto ahorra agua, reduce el uso de plaguicidas y promueve la biodiversidad y la fertilidad del suelo. En el inicio de esta nueva temporada de cítricos, gracias a las nuevas fincas, EDEKA no solo ofrece naranjas, sino también clementinas sostenibles en sus tiendas, escribe WWF.

"La expansión a nuevas regiones y fincas demuestra el éxito del concepto. Los clientes se benefician con naranjas, clementinas y mandarinas de alta calidad y provenientes de cultivos sostenibles", comenta Rolf Lange, responsable de Comunicación de EDEKA. La temporada pasada, una de cada cuatro naranjas en EDEKA y las tiendas de descuento Netto Marken provino del proyecto conjunto con WWF. "Queremos aplicar el conocimiento que hemos adquirido para ampliar el cultivo sostenible con el fin de fortalecer la biodiversidad también en otras regiones", dice Patrick Freund, director del proyecto de cítricos de WWF.

En Andalucía, el agua es cada vez más escasa debido al calentamiento global, por lo que las fincas se ven obligadas a utilizarla con moderación. En la última temporada, que fue muy seca, las fincas del proyecto tuvieron una buena cosecha gracias al uso bien administrado del agua. Por lo tanto, el concepto ha demostrado ser resistente incluso en condiciones difíciles.

Al apostar por una mayor sostenibilidad en el campo, todos ganan: clientes, agricultores y, por último, pero no menos importante, el medio ambiente. En total, se ahorraron más de 1.800 millones de litros de agua en todas las fincas asociadas en 2020 y el consumo de agua fue de media más de una cuarta parte inferior al de las concesiones asignadas. Para ello, las fincas utilizan sondas de suelo y riego por goteo. El proyecto tiene en cuenta la situación del agua en las respectivas regiones y tiene como objetivo promover un uso del agua más justo y sostenible. Las fincas también han reducido drásticamente el uso de plaguicidas. En 2020, se registró un ahorro de más de 7.000 litros de plaguicidas en comparación con el año anterior al inicio del proyecto, reduciéndose un 80%. En cambio, los agricultores hacen uso de insectos beneficiosos, como las mariquitas para combatir los pulgones. La biodiversidad también ha aumentado significativamente: ahora hay, por ejemplo, 25 en lugar de 7 especies de mariquitas en las fincas y una serie de animales raros, desde tejones y nutrias hasta lagartos ocelados y chotacabras.

Para más información:
EDEKA und Zitrusfrüchte


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor