Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Biocaptur ofrece una solución ecológica y sostenible para la lucha contra la “Tuta absoluta”

“Si la plaga no se controla de manera eficaz cuando está en un momento incipiente, la progresión llega a ser exponencial”

La Tuta absoluta se considera una de las plagas más devastadoras para el cultivo del tomate, que se ha extendido rápidamente tanto por los países del entorno mediterráneo como por el resto de la Europa continental desde que fuera detectada por primera vez en España en 2006, en concreto en la provincia de Castellón. Su impacto sobre la plantación y su producción comercial, potenciado por la alta capacidad reproductiva de esta polilla originaria de América del Sur, hacen que la detección temprana de su presencia y la aplicación de medidas de control sean cruciales para evitar las pérdidas, a menudo cuantiosas, que genera la plaga.

Y junto al control cultural, la lucha biológica o el uso de tratamientos químicos, se encuentra una tecnología ecológica, sostenible y confiable basada en la atracción lumínica y captura de la Tuta: Biocaptur.

“Nuestra solución es fruto de años de investigación con tecnología led, que nos ha posibilitado encontrar una combinación de frecuencias de luz que resulta superatrayente para la Tuta. El dispositivo que hemos diseñado es tan efectivo y fiable como sencillo: consta de una fuente con nuestra fórmula de luz led hacia la que se acerca la Tuta en su fase adulta de polilla, y cuando se encuentra a un radio de un metro de distancia, la turbina succionadora la impulsa hacia su interior impidiendo que salga de la bolsa de captura”, detalla el ingeniero Antonio Tortosa, de Biocaptur.

“Biocaptur actúa sobre uno de los ciclos de vida de la polilla más críticos, la fase adulta, en la que el insecto se reproduce: las hembras pueden poner hasta 260 huevos y hacer entre 4 y 5 puestas”, subraya. “Si la plaga no se controla de manera eficaz cuando está en un momento incipiente, la progresión llega a ser exponencial”.

Las condiciones de temperatura y de humedad en el interior de los invernaderos, necesarias para el correcto desarrollo del tomate, constituyen un ambiente ideal para este insecto altamente adaptable que hace que sea muy difícil de erradicar, explica el profesional. De hecho, la Red de Alertas e Información Fitosanitaria de la Junta de Andalucía, RAIF, ya ha alertado de la presencia cada vez mayor de Tuta absoluta en los invernaderos de tomates de Almería, coincidiendo con el inicio fuerte de su campaña; aunque no es un problema exclusivo de esta hortaliza.

“El tomate es especialmente atacado por esta plaga, pero todas las hortalizas de la familia de las solanáceas, las patatas, el pimiento o las berenjenas, contienen una sustancia que se llama solanina que es la que atrae a la Tuta. Incluso no solo nuestra investigación, sino la experiencia de los agricultores, nos ha demostrado que hay variedades de tomate que son mucho más atractivas que otras para este insecto. La información que nos proporcionan los agricultores es, de hecho, muy enriquecedora para saber más sobre esta plaga y poder mejorar su control. Por ejemplo, a través de ellos sabemos la relación que hay entre la actividad de la Tuta y el ciclo de la luna”.

“Además de tener clientes en España, exportamos nuestros dispositivos a países como Italia, Chile u Holanda, donde estamos teniendo mucha aceptación gracias a la eficacia de Biocaptur tanto en modo predictivo como en modo correctivo en invernaderos de grandes dimensiones. De hecho, tenemos clientes que desde que usan nuestra tecnología han conseguido eliminar la presencia de Tuta de sus invernaderos a lo largo de todo el periodo de plantación”.

Solución efectiva y sostenible
La base tecnológica de Biocaptur hace que sea una solución eficaz no solo compatible con la agricultura ecológica, sino altamente sostenible. “Su consumo energético es muy bajo, por lo que su funcionamiento es compatible con sistemas de energía limpia como placas solares o ventiladores eólicos. Además, el equipo es muy robusto, tiene una vida útil muy larga y requiere un mantenimiento mínimo, y está fabricado con materiales 100% reciclables”.

“La respuesta de nuestros clientes ante Biocaptur está siendo espectacular. La efectividad se ve a las pocas horas, y la diferencia en el cultivo es palpable. Invitamos a los agricultores a probarlo sin compromiso porque confiamos en el resultado”, subraya Antonio Tortosa.

Para más información:
Antonio Tortosa
Biocaptur
info@atgingenieria.com
www.biocaptur.com


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor