Primer balance de la temporada de uvas de mesa en Apulia

La campaña 2021 de la uva de mesa italiana fue, y sigue siendo, muy compleja, debido a algunos desafíos en el ámbito comercial, la escasez de mano de obra y el aumento de los precios de las materias primas. De ello nos habla Angelo Di Palma, miembro de la junta directiva de la asociación Apeo y representante legal de Fruitsland, una empresa de la región italiana de Apulia, especializada en la producción y comercialización de uvas de mesa.

Angelo Di Palma

"El inicio de la cosecha y, en consecuencia, también el lanzamiento de los programas de ventas se retrasó 15 días respecto al calendario comercial normal. Este retraso, en combinación con rendimientos por hectárea superiores a la media y la entrada agresiva de volúmenes provenientes de nuestros competidores extranjeros, determinó la acumulación de producto que no iba de la mano de la demanda del mercado, a pesar de que ya no había cantidades sustanciales de otras frutas típicamente veraniegas en los mercados".

"Esta situación contribuyó a que los precios fueran un 20-25% más bajos respecto a los años anteriores, aunque la calidad de la uva fue excepcional, también gracias a la favorable evolución climática registrada hasta finales de octubre. La caída de los precios se vio agravada por los incrementos en los costes de las materias primas, la electricidad y los combustibles, lo que complicó y sigue complicando la campaña".

"Notamos un aumento en las cuotas de venta de las variedades sin semillas en comparación con los cultivares tradicionales. Las variedades de uva blanca siguen registrando las mayores ventas en términos de volumen. No obstante, las uvas rojas/negras también van en aumento".

En cuanto al embalaje, Di Palma informa que los envases más solicitados por las grandes cadenas de distribución son la tarrina de 500 g, tanto clamshell como termosellada, y las bolsas de 4,5 kg. La tarrina termosellada en particular resulta cada vez más atractiva para el consumidor final.

"Desde el inicio de la temporada, las uvas italianas compiten fuertemente con las producciones de los otros países de la cuenca mediterránea, como Egipto, España, Turquía y Grecia. En el período medio-tardío, se suman las producciones de ultramar, que llegan al mercado europeo ya a mediados de octubre. En cuanto a las ventas en el mercado nacional, estas continuarán mientras la disponibilidad lo permita. El retail italiano, afortunadamente, tiende a preferir las uvas cultivadas en Italia".

Para más información:
Fruitsland
Via del Melocotogno, 3 - P. 1
70014 Conversano (BA) - Italia
Tel.: +39 (0)80 9671685
Tel.: +39 338 3259579
info@fruitsland.it
www.dipalma.it


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor