Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Canadá

Los productores de Columbia Británica comentan las recientes inundaciones

Aunque se ha informado ampliamente de las importantes pérdidas de ganado lechero, cerdos, pollos y huevos a causa de las recientes y devastadoras inundaciones de Columbia Británica, la producción de productos agrícolas en la provincia canadiense también ha sufrido algunos efectos del desastre natural.

Por parte de Discovery Organics, en Vancouver (Columbia Británica), Randy Hooper dice que solo dos de las pequeñas explotaciones con las que trabajan se inundaron. "Hemos visto poco impacto en la producción de hortalizas. La temporada ha terminado y hay muy poca producción en esas zonas inundadas", dice.

Dicho esto, Hooper señala que podría haber algún impacto en la producción de berries. "Habrá alguna pérdida, pero solo el cinco por ciento de nuestra producción de berries está en las zonas inundadas", agrega.

¿Efectos a largo plazo?
"A mí no me afecta, pero hasta la primavera no conoceremos los daños a largo plazo en las explotaciones de cultivos de berries que se vieron afectadas. Podrían ser importantes", añade Rhonda Driediger, de Driediger Farms, en Langley.

De hecho, según el BC Blueberry Council, hay cierto impacto en las actividades poscosecha, pero la principal preocupación es la salud de las plantas. "Si los campos permanecen inundados más de cuatro días, pueden producirse daños importantes en las raíces. Al tratarse de una planta perenne, cualquier daño en la raíz podría provocar diversos problemas, incluida la muerte de la planta", afirma Clara Morán, del BC Blueberry Council, en Abbotsford. Para apoyar a los productores de la zona inundada, esta organización está estudiando la posibilidad de realizar aportaciones privadas para los productores afectados.

Aunque no hay un gran número de invernaderos en la zona, algunos productores se vieron afectados, según la BC Greenhouse Growers' Association. "Tenemos algunos invernaderos en la pradera de Sumas que siguen bajo el agua y con orden de evacuación", comparte Linda Delli Santi, de la asociación de Surrey, quien señala que hay unos cinco invernaderos afectados, que representan menos de 80 hectáreas. "Uno de los miembros tiene dos invernaderos contiguos en esa zona; uno recibió 760 mm de agua, mientras que el otro solo 50 mm. Es lo que hay".

Preocupación por las infraestructuras
Naturalmente, los daños en las infraestructuras son una preocupación, sobre todo las calderas, las bombas y los motores, y los componentes electrónicos. "Si la caldera se ha dañado, por ejemplo, ahora que entramos en el invierno, las tuberías congeladas también serán un problema", añade Delli Santi.

Luego está la cuestión de la logística. Delli Santi señala que un productor que produce sobre todo pimientos ha informado de que ha cerrado la producción dos semanas antes de lo previsto, con lo que ha perdido esas dos semanas de producto y el que le quedaba en su almacén. "No puede moverlo porque las carreteras están atascadas", comenta, y agrega que la carretera que va de Delta a EE. UU. estuvo inundada durante uno o dos días, pero ya se ha despejado. "Un vendedor me dijo que acababa de cancelar sus pedidos a Saskatchewan y Manitoba", expresa Delli Santi. Al fin y al cabo, las principales autopistas que conectan la parte baja de Columbia Británica con Alberta se han visto afectadas. "Podrían transportar los productos en camión, pero aumentaría el coste porque tendrían que bajar a través de Estados Unidos".

Calor
Estas inundaciones son solo el último problema climático que preocupa a los productores y transportistas de Columbia Británica. "Las frutas y hortalizas sufrieron muchos daños por el calor de mes de junio, cuando las temperaturas máximas diarias estuvieron en ocasiones 10 ºC por encima del récord y las zonas de producción de fruta alcanzaron temperaturas cercanas a los 50 ºC", indica Hooper.

Sukhpaul Bal, presidente de la B.C. Cherry Association, en Kelowna, está de acuerdo. "Nos preocupa la frecuencia de estos sucesos drásticos y dramáticos, pues van en aumento. Este suceso ocurrió en el valle de Fraser, pero en la provincia tuvimos la cúpula de calor en verano. ¿Qué será lo próximo que nos afecte?", se pregunta Bal, haciendo referencia a los problemas meteorológicos consecutivos que han visto anualmente los productores de cerezas en la historia reciente: en 2019, fue la lluvia excesiva justo antes de la cosecha; en 2020, una importante ola de frío redujo la cosecha, y este verano pasado, la cúpula de calor, que también afectó a la cosecha.

De hecho, desde las olas de calor del verano, Bal agrega que la asociación se está reuniendo con los gobiernos provinciales y federales para discutir cómo se están planificando las políticas gubernamentales teniendo en cuenta el cambio climático. "En eso es en lo que tenemos que invertir nuestros esfuerzos", concluye, "porque cada temporada intentamos recuperarnos de un fenómeno meteorológico y luego nos encontramos con otra cosa".

 

Para más información:
Randy Hooper
Discovery Organics
www.discoveryorganics.ca

 

Rhonda Driediger
Driediger Farms
www.driedigerfarms.com 

 

Clara Morán
BC Blueberry Council
https://bcblueberry.com/ 

 

Linda Delli Santi
BC Greenhouse Growers’ Association
https://bcgreenhouse.ca/ 

 

Sukhpaul Bal
B.C. Cherry Association 
www.bccherry.com  


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor