Gorete Pinto-Teixeira, de Lilot Fruits:

"Los volúmenes de maracuyá importados en Francia han caído un 60% este año"

El maracuyá vietnamita, un producto exótico que se ha convertido en un producto básico en los estantes, está experimentando grandes dificultades de suministro en 2021: los volúmenes importados han caído un 60% para el mercado francés. El tiempo, el transporte, los picos de consumo, el confinamiento, las nuevas semillas... Gorete Pinto-Teixeira, directora de abastecimiento de Capexo, comparte su análisis de esta situación sin precedentes.

En Vietnam, el maracuyá empieza a escasear
Esta es la primera dificultad a la que se enfrentan los importadores: la caída de los volúmenes disponibles, algo que se da desde abril de 2021. ¿La causa? La fiesta china de Quingming, que generó una demanda inusualmente alta, con comerciantes menos exigentes en la selección de productos que el mercado francés y dispuestos a pagar precios elevados por el maracuyá procedente de Vietnam, reconocido como un origen de excelencia. El resultado es una escasez de producto para todos los importadores.  

Esta situación se ha visto agravada por la decisión adoptada unos meses antes por el Gobierno vietnamita de prohibir la importación de semillas de maracuyá procedentes de Taiwán, con el fin de fomentar el desarrollo de semillas locales y reducir la dependencia del país de las importaciones. Pero las semillas vietnamitas no son de tan buena calidad y tienen un bajo rendimiento en comparación con sus homólogas taiwanesas. Esto hará que haya menos plantaciones de maracuyá en 2021.  

Además, las condiciones meteorológicas en las plantaciones han sido desastrosas, con lluvias torrenciales, huracanes y tormentas de julio a octubre, lo que ha provocado una pérdida de volumen y ha afectado a la capacidad de conservación de la fruta con el tiempo.  

La COVID-19 tiene un impacto duradero en el abastecimiento
Esta campaña de maracuyá vietnamita de 2021 ilustra que la crisis de la COVID-19 no es cosa del pasado. 

Así, Ciudad Ho Chi Minh sufrió nada menos que tres meses de estricto confinamiento entre julio y octubre de 2021, lo que supuso una fuerte reducción de la mano de obra disponible en las plantaciones y la restricción del acceso al transporte internacional. Una dificultad adicional que se está notando de forma muy concreta: el volumen de maracuyá importado se ha reducido en un 60% respecto a los primeros meses de 2021.  

La pandemia también ha asestado un golpe duradero a la capacidad de transporte, ya que hasta hace poco solo una ruta ofrecía una conexión rápida entre Vietnam y Francia. Con el transporte aéreo reducido a lo básico, los importadores tienen que pagar un precio elevado.  

El aumento del precio de los fletes repercute en el precio de venta
Esta es la última pieza de una situación ya compleja: durante los últimos tres meses de confinamiento en Vietnam, muchas mercancías permanecieron bloqueadas en los puertos y se optó por recurrir al transporte aéreo. Esto se ha traducido en un fuerte aumento del flete aéreo del 15% durante el período de marzo a septiembre de 2021 entre Vietnam y Francia.  

La reciente subida a 3,5 $/kg ya es decisiva para las importaciones de maracuyá y lo seguirá siendo en las próximas semanas.  

Para más información: 
Gorete Pinto-Teixeira
Lilot Fruits – Capexo
gorete.pinto@capexo.fr   


Fecha de publicación:
© /



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor