Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

La campaña de manzana Reineta en el Valle de Caderechas acaba con un 25% menos de fruta pero de mayor calibre

Las heladas tardías registradas en primavera no solo afectaron a la producción de cereza de las zonas bajas del Valle de Caderechas, que quedó totalmente arrasada; la de manzana Reineta también sufrió las consecuencias, que son palpables ahora.

La cosecha de manzana Reineta del Valle en 2021 apenas alcanza los 150.000 kilos de fruta, aunque tiene "un tamaño superior al de otras anualidades", explica Juan José Gandía, presidente de la Asociación de Productores y Comerciantes. Los productores pronosticaban una campaña "más floja" que la de 2020, en la que se superaron los 200.000 kilos, pero no esperaban una diferencia tan notable.

Aun así, los productores confiesan que los peores presagios de las heladas finalmente no se cumplieron. Entrado ya el verano y observando los árboles, los de Caderechas daban casi por perdida una parte importante de la producción y lo que en un principio parecía "un desastre", no lo ha sido. Los árboles de las localidades más elevadas de la zona, Rucandio, Herrera o Madrid de Caderechas llegaron cargados de manzanas y eso les salvó. En los pueblos bajos como Salas, Cantabrana o Terminón apenas han recolectado para el consumo propio. Desde la asociación destacan el "imponente tamaño" de la fruta, superior al de otras campañas, que beneficia a la hora de exportarla. "En la zona de Caderechas no vendemos tanto porque muchos de los vecinos tienen sus árboles, pero los turistas que vienen de otros puntos del país caen rendidos ante las manzanas", afirma José, un productor que vende cajas del fruto en su tienda de Oña.

La recogida ha terminado y aunque desde unas semanas ya se pueden encontrar en el mercado, los productores anuncian que habrá disponibilidad de la fruta hasta febrero o marzo. "No hay tanta cantidad como otros años pero la calidad es extraordinaria porque cayó poca agua en verano y no hubo granizo. Además, los meses estivales tampoco han destacado por ser demasiado calurosos y el fruto no se dañó", aclara Gandía.

 

Fuente: diariodeburgos.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor