¿Qué harán los productores de lechuga de invernadero después de Navidad?

Ahora que es invierno, los productores cultivan lechuga en invernaderos. Al menos, si se atreven a hacerlo. Los recientes precios elevados del gas y la electricidad pueden provocar que algunos de ellos se salten este invierno. Nos dirigimos a varias cooperativas con esa pregunta, y también les preguntamos cuándo empezarían a ponerse en marcha.

Quedó claro a principios de noviembre que aún era difícil predecir lo que ocurriría más adelante en el año, especialmente en invierno: "Puedo hacer todo tipo de teorías, pero la situación varía de un productor a otro. Por lo tanto, de momento tengo poca idea", afirma Benny Cuypers, director de división de cultivos de hoja y hortalizas de campo de la cooperativa BelOrta, en Bélgica. Se imagina que algunos productores decidirán dedicar menos energía a sus cultivos este invierno. En ese caso, es muy posible que la producción sea más lenta, sobre todo en la época más oscura y fría del año.

Repartir los costes
René Simons es presidente de Veiling Zaltbommel, en los Países Bajos. La crisis energética comenzó a principios de octubre. Entonces ya comentó sus expectativas. La lechuga suele ser un cultivo de corta duración, por eso puede ser más sensible al impacto de los altos costes. "No es como las hortalizas de invernadero, como los tomates, que se cultivan todo el año y pueden repartir los costes durante más tiempo".

Invernadero de un productor de lechuga para REO Veiling

"La situación es diferente para algunos productores de lechuga. Algunos de los que nos abastecen producen judías o pepinos en verano, y luego lechugas o escarolas en invierno. Para ellos puede ser menos arriesgado dejar el invernadero vacío, en lugar de cultivar con costes potencialmente muy altos. Sobre todo si no han fijado los precios del gas; su precio de venta no refleja esos costes elevados".

René es también productor de frutos rojos, y ha ordenado que se haga un inventario para determinar cómo puede afectar este impacto a la oferta a la subasta. "No debería haber grandes problemas con las fresas. La mayoría de esos productores tienen precios fijos de gas. Con su cogeneración, pueden entonces generar también energía para sus luces". Sin embargo, existe la posibilidad de que una mayor parte de ese producto se traslade a la primavera. También es posible que haya mayores picos de oferta entonces, pues esos productos coincidirán con el cultivo en túneles, según René.

Efecto acordeón
Rik Decadt, director de producción de REO Veiling en Bélgica, tiene en cuenta el "efecto acordeón". En primavera pueden coincidir varias plantaciones. "Cuando el invierno es más frío y oscuro, la lechuga se desarrolla con relativa lentitud. Por tanto, hay poca diferencia entre plantar a finales de enero o un poco más tarde en febrero. De repente, puede llegar más producto de golpe a principios de abril".

"Eso si los productores abandonan sus calendarios habituales". Esto se aplica no solo a la lechuga, sino también a otros productos. "Por ejemplo, los productores que alternan el pepino con la lechuga en invierno. Digamos que deciden no producir lechuga este invierno y empiezan a cultivar pepino más tarde. Entonces, habrá menos pepinos a principios de la primavera".

Las hortalizas de hoja verde, incluida la lechuga de invernadero, son un producto relativamente pequeño en Veiling Zaltbommel. Eso hace que la situación de las subastas sea ligeramente diferente en comparación con el grupo de productos de fresa, más grande. "Tenemos menos acuerdos para los cultivos de hoja. No tenemos que, por ejemplo, entregar lechugas cada semana, por lo que tenemos más margen de maniobra. Sin embargo, todos los años, en invierno, tenemos clientes fieles que nos compran lechugas", continúa el experto.

"Por supuesto, queremos ofrecerles buenos productos de nuestros productores". Diciembre, enero y febrero serán emocionantes en ese sentido, agrega René. "Puede que tengamos que plantearnos cómo vamos a cubrir y resolver la brecha. Al fin y al cabo, queremos servir a nuestros clientes". René comparte que la escarola de otoño, que requiere poco gas, "acaba de ponerse en marcha". "Aquellos de nuestros productores que plantan justo después de Año Nuevo no van a cambiar sus calendarios. Esperan con optimismo la primavera".

La ventaja de un invernadero
Servir bien a los clientes es, naturalmente, lo que quieren hacer en BelOrta, añade Benny. Y preferiblemente a "precios agradables" tanto para los productores como para los compradores. Sin embargo, que esto se materialice no depende solo de cómo vaya el cultivo en Bélgica. "La oferta del sur de Europa también afecta considerablemente al mercado. Por ejemplo, Italia tiene mucho producto y puede vender mucho a Alemania, lo que podría afectar a los precios y ser perjudicial para nuestros productores".

Rik también menciona a Italia como principal competidor. "Producen muchas lechugas en los alrededores de Nápoles, a menudo en invernaderos sin calefacción. Así que el problema de la energía no juega un papel tan importante allí. No conozco la situación meteorológica actual, pero sí sé que no han ampliado su superficie. Cada vez hay más productores que producen babyleaf que cosechan mecánicamente. Nosotros, en cambio, estamos especializados en lechugas grandes".

La gran oferta de Italia y otros países del sur de Europa puede afectar al mercado belga. Por el contrario, una menor oferta debida a condiciones meteorológicas desfavorables en otras zonas puede crear oportunidades. Experimentamos el mal tiempo casi todos los años. Recientemente, en octubre, algunas zonas productoras italianas sufrieron condiciones meteorológicas adversas. Y este verano hubo inundaciones en Alemania.

Eso destruyó gran parte de la lechuga de campo abierto, provocando que los precios subieran considerablemente. Además, el año pasado hubo fuertes nevadas en países como España. "Por lo tanto, los productores de lechuga de invernadero de Bélgica tienen una ventaja. Aunque, por supuesto, es difícil preverlo", señala Benny. "Hay que plantar si se quiere servir el producto cuando sea necesario".

La oferta está nivelada
Rick no prevé mucho movimiento en REO Veiling hasta Navidad. Sin embargo, después de eso, es probable que algunos invernaderos se queden vacíos durante un tiempo. "Que los productores opten por eso depende en gran medida de sus contratos de gas. Si tienen un buen contrato, estarán más dispuestos a seguir produciendo este invierno, pero si tienen que calentar sus invernaderos a precios relativamente altos, no lo estarán". Algunos productores también cultivan en agua en los invernaderos.

Rik estima que les resultará mucho más difícil dejar de cultivar temporalmente este invierno. Esto se debe a que los costes de inversión en el cultivo en agua son considerablemente más altos. Y el productor cubre mejor esos costes cultivando. "Algunos de estos productores tienen actualmente unidades de cogeneración, así que generan energía para la iluminación, lo que les ayuda. Por lo demás, los productores hacen todo tipo de ajustes en sus horarios de iluminación para mantener los costes bajos".

Uno de los productores de lechuga de REO

Como explica René, es un reto para las cooperativas mantener el nivel de la oferta, en las buenas y en las malas. En REO, la superficie de lechuga de invernadero se ha estancado en los últimos años, después de un descenso constante. Ahora que los precios de la energía han subido mucho, teme que se pierda parte de esa superficie.

"No inmediatamente; espero que vendamos tantas lechugas como el año pasado, pero puede que tengamos menos para vender el año que viene". Algunos productores son los que tienen más posibilidades de beneficiarse de una posible subida de precios: los que pueden ofrecer lechugas en el momento oportuno, en caso de que se produzcan contratiempos en el cultivo de lechugas en otros lugares.

En este sentido, en BelOrta, no importa si un productor vende en el mercado intradiario o a través de la preventa. "Ofrecemos ambos o una combinación de ambos. Los precios de la subasta siempre son los primeros. Por tanto, los productores de lechuga de invernadero siempre pueden conseguir ese precio más alto cuando el mercado es ajustado", concluye Benny. Pero que eso ocurra depende de muchos factores, así como de las decisiones individuales de cada productor. Eso está claro.


Para más información:

Benny Cuypers
BelOrta
+32 15 55 11 11
benny.cuypers@belorta.be 
www.belorta.be  

René Simons
Veiling Zaltbommel
info@veiling-zaltbommel.nl  
www.veiling-zaltbommel.nl  

 

Rik Decadt
REO Veiling
+32 (0)51 231 211
rik.decadt@reo.be    
www.reo.be   


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor