Las tecnologías poscosecha más utilizadas en China

Desde el año pasado, muchas empresas de comercialización de fruta se enfrentan a problemas adicionales para mantener fresco el producto durante el transporte debido a los obstáculos logísticos. En todo el mundo, muchos puertos importantes están sufriendo acumulación de carga, y es frecuente que los buques se retrasen durante días o incluso semanas. Además, las operaciones portuarias y los procesos aduaneros a menudo llevan días de retraso por la COVID-19. Algunos tipos de fruta con altos contenidos de azúcares o de mala calidad se echan a perder fácilmente durante el envío. Y cuando una fruta se estropea, no tarda en afectar al resto de frutas de la caja. Además, la demanda del mercado es débil por la COVID-19, por lo que muchas clases de fruta se venden despacio en el mercado. Esto no solo afecta a la calidad general del producto, sino que también incrementa el ritmo de desperdicio, y los comerciantes pueden sufrir grandes pérdidas. Todo lo anterior ejerce más presión si cabe sobre los comerciantes y los hace prestar una atención extra a las técnicas de conservación.

Tres métodos de conservación comunes en la logística hortofrutícola que se utilizan mucho en China son los siguientes:

1. 1-Metilciclopropeno (1-MCP)
Con 1-MCP, se inhibe el etileno en el entorno interno y externo, se reduce la intensidad de respiración y se prolonga la vida útil de las frutas y hortalizas. Algunos métodos de conservación con 1-MCP pueden prolongar la vida útil de los productos entre un 50% y 200%. 1-MCP está muy indicado para frutas y hortalizas sensibles a la producción de etileno. Existen diferentes versiones del inhibidor de etileno 1-MCP para los diferentes métodos de envasado.

En China, hay tres tipos de productos aptos para el transporte de largas distancias. El primero es una pastilla, adecuada para los envases abiertos dentro de contenedores de envío. Tratar todo el contenedor es el método más económico para mantener la frescura de las frutas y hortalizas. El segundo es un sobrecito, más indicado para cajas con tapa o para bolsas de conservación dentro de cajas. El tercero es una tarjeta de conservación, también adecuada para el uso en cajas con tapa o bolsas de conservación dentro de cajas.

La ventaja de usar 1-MCP es un coste bajo y un uso cómodo. Sin embargo, para algunos productos sensibles, hay que calcular bien el volumen y la aplicación. Además, cada empresa que ofrezca 1-MCP debe disponer de un registro especial para la venta del producto en un país en concreto. Esto limita a algunas empresas en la exportación de su producto.

2. Absorbentes de etileno
El absorbente de etileno es un inhibidor de etileno competitivo biológicamente que evita que las frutas produzcan etileno para madurar. El producto es una especie de film utilizado principalmente para aportar humedad y evitar los efectos perjudiciales. También tiene la capacidad de modificar la atmósfera de un microambiente.

El absorbente de etileno es muy sencillo de usar y es particularmente eficaz con productos sensibles al etileno. No obstante, existe un límite de absorción y el coste es bastante elevado.

3. Envases de atmósfera modificada
Las bolsas de atmósfera modificada permiten un cambio en la concentración de gases del envase de manera natural mediante la interacción con la fruta, el ambiente y el envase. Esta interacción natural ayuda a reducir la tasa de respiración de las frutas y hortalizas.

Cada tipo de fruta u hortaliza tiene su propia tasa de respiración. Incluso varía dentro de una misma especie según las variedades. Además, las condiciones objetivas, como el tiempo de transporte y el modo de logística, también pueden afectar a la tasa de respiración de la fruta. Cada variedad, por tanto, necesita de una estrategia de envasado diferente. Por lo tanto, los productores de envases de atmósfera modificada a menudo disponen de un amplio catálogo de soluciones para las diferentes situaciones que le permiten ofrecer soluciones precisas y concretas a los clientes.

Hay muchos proveedores de estas soluciones en el mercado. Felipe Acosta representa a la empresa chilena Paclife. "En Paclife tenemos envases con un volumen de entre 2,5 y 10 kilos, y varias categorías para los diferentes tipos de fruta. El tipo más popular que usamos en China es un envase de 5 kilos para cerezas. Cuando los productos se almacenan a la temperatura adecuada, la vida útil de las cerezas se puede prolongar hasta 70 días. Según el estándar en el sector alimentario, cuando exportamos envases de atmósfera modificada de Chile a China o Europa, tenemos que presentar las certificaciones correspondientes".

Un problema del envase de atmósfera modificada es que algunos de ellos no son muy respetuosos con el medioambiente, porque los productores del sector alimentario se rigen por un estándar según el cual solo se puede utilizar materia prima no reciclada. Esto significa que los envases de plástico pueden generar muchos desechos. "Aunque muchos productores del mercado utilizan poliamida o etileno como materia prima, Paclife está trabajando en una línea de envases compostables acorde con la nueva tendencia ecológica", dice Felipe.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor