Marianna Theyse, de la Fresh Produce Importers Association (Sudáfrica)

Las importaciones de frutas y hortalizas fuera de temporada han crecido enormemente en los últimos 15 años

La Fresh Produce Importers’ Association se creó hace diez años, la única asociación de este tipo en Sudáfrica, para facilitar la creciente demanda de oferta durante todo el año de determinadas líneas de frutas y hortalizas, para el mercado local y los retailers.

"Como en la mayoría de los países en desarrollo, la disponibilidad de frutas y hortalizas frescas en Sudáfrica durante todo el año se ha convertido en la norma. Los consumidores quieren una variedad de fruta fresca de calidad cuando les apetece y no necesariamente cuando la fruta concreta está de temporada. Sudáfrica no es una excepción y las importaciones de productos frescos fuera de temporada han crecido enormemente en los últimos 15 años. Por esta razón, se creó la Fresh Produce Importers Association de Sudáfrica (FPIA), que empezó a funcionar en 2011, para organizar, facilitar y desarrollar el sector de la importación de frutas y hortalizas frescas en Sudáfrica", explica Marianna Theyse, directora general de la FPIA.

Melocotones españoles importados por Freshgold para el mercado sudafricano

"La mayor parte de nuestras importaciones comerciales son frutas, como las de hueso procedentes de España, Bulgaria, Reino Unido, Israel y Marruecos; los kiwis pueden importarse de países como Grecia, Italia y Nueva Zelanda; los mangos, de Mozambique, Egipto, Israel y España; las limas, de El Salvador y Brasil; los cítricos, de países como Egipto, Israel, Marruecos y España; la mayoría de las importaciones de bananas y papayas proceden de Mozambique. Las fresas llegan por avión desde países como Egipto o Etiopía, o por carretera desde Zimbabue".

En cuanto a los aguacates, Sudáfrica solo los importa durante la temporada local, cuando hay escasez de oferta para hacer frente a la disponibilidad de países como Kenia y Chile. La mayor parte de las importaciones del país fuera de temporada (de noviembre a febrero) proceden de España e Israel, aproximadamente 388 toneladas de fruta fresca para el consumo. Los importadores que abastecen a la industria transformadora también pueden importar fruta para su procesamiento solo de Mozambique y Zimbabue en esta fase. En noviembre de 2021, el mercado sudafricano también se abrió al aguacate procedente de Tanzania.

El ajo se importa de países como España y China, con una gran cantidad de hortalizas preenvasadas de países africanos y diversas cucurbitáceas (calabazas, calabacines) de países vecinos.

Ajo chino importado

Importaciones de arándanos
"Los arándanos son una cadena de valor interesante, sin embargo, en la que los volúmenes importados han repercutido en el crecimiento del sector local: nuestro objetivo inicial era desarrollar nuevos mercados, pero dado que la temporada de producción sudafricana se ha alargado con el continuo crecimiento y la expansión de las zonas de producción, ahora la demanda de nuevos mercados está muy centrada en una pequeña ventana de importación".

La experta continúa: "Actualmente podemos importar arándanos de Polonia, Nueva Zelanda, Zimbabue y Namibia. Estamos deseando concluir las iniciativas de acceso al mercado con España, Marruecos y Estados Unidos".

En proyecto están las manzanas de Portugal y Alemania, los mangos de India, Pakistán y Malaui, los cítricos de China y las frutas de hueso de Egipto y Zimbabue (para esta última se está evaluando la mitigación de la mosca de la fruta, entre otras cosas).

Bananas ecuatorianas en un supermercado sudafricano

Las cuestiones sanitarias y fitosanitarias pueden agravarse rápidamente
En los primeros años, la FPIA se centró en organizar el sector y establecer vínculos con las autoridades reguladoras pertinentes para abordar las cuestiones sanitarias y fitosanitarias (que pueden cambiar muy rápidamente debido a la aparición de nuevas plagas), con el fin de garantizar la seguridad de las importaciones de productos procedentes de mercados que pueden suponer un riesgo fitosanitario para el sector frutícola sudafricano.

"En los últimos diez años hemos desarrollado un buen sistema de trabajo dentro de nuestro sector y, especialmente, con el Departamento de Agricultura, Reforma Agraria y Desarrollo Rural, gracias al cual podemos identificar los posibles problemas con bastante antelación, mantener consultas y comunicaciones efectivas, para abordar las cuestiones sanitarias y fitosanitarias antes de que se conviertan en un obstáculo para el comercio", afirma.

Mantener los mercados existentes es igual de importante, señala, sobre todo por los posibles problemas sanitarios y fitosanitarios que pueden convertirse rápidamente en obstáculos para el comercio si no se abordan y mitigan con rapidez y eficacia.

"La mosca de la fruta ha sido un reto importante en la zona africana en muchos de nuestros mercados existentes para la importación de frutas y hortalizas. Trabajar con los socios comerciales (exportadores), las ONPF y los expertos técnicos para perfilar los riesgos asociados a las plagas emergentes es una función importante del FPIA".

Se espera un protocolo de importación revisado para las cerezas turcas antes de la temporada de importación de 2022
En 2011, se suspendieron las importaciones de fruta de hueso española debido a un alto volumen de interceptaciones del hongo Monilinia fructicola en los años anteriores, lo que provocó una repentina ausencia de fruta de hueso fuera de temporada en los estantes de los supermercados.

Paraguayos procedentes de España, cuyo país es el principal proveedor de fruta de hueso fuera de temporada de Sudáfrica

"Este fue uno de nuestros grandes retos en nuestro primer año: reabrir el mercado español. Así que, en estrecha colaboración con nuestros expertos técnicos y la Organización Nacional de Protección Vegetal de Sudáfrica, se elaboró un protocolo basado en la evaluación de riesgos que actualmente sigue vigente y que hace uso de un enfoque de sistemas integrado para gestionar el riesgo de plagas en las importaciones. En 2012 se reabrió el mercado de la fruta de hueso española y el nuevo protocolo dio lugar a una disminución del 95% en la interceptación por incumplimiento en su primer año de uso".

Monilinia fructicola, que es una plaga muy importante para Sudáfrica, volvió a aparecer, esta vez en Prunus salicina (ciruela japonesa) en la zona del Egeo de Turquía durante las inspecciones realizadas en 2018. Esto dio lugar a una suspensión temporal de las importaciones de cerezas de Turquía por parte de Sudáfrica, permitiendo que las organizaciones de protección de plantas de los dos países evalúen la situación y desarrollen medidas de mitigación adecuadas para las cerezas de Turquía, a la vez que reducen el riesgo de introducción de la enfermedad en Sudáfrica.

"La FPIA ha estado trabajando estrechamente con nuestros socios comerciales turcos y las autoridades reguladoras, y el resultado de las encuestas oficiales confirmará la situación de la plaga de Monilinia fructicola y nos ayudará a considerar posibles importaciones libres de la plaga en zonas específicas, o alternativamente un enfoque de sistemas integrados para la mitigación del riesgo. Tenemos la esperanza de que se aborden las cuestiones técnicas y se revise el protocolo de importación antes del inicio de la temporada de importación de 2022".

Limones españoles para los consumidores sudafricanos

Nuevas oportunidades dentro de África
Las importaciones regionales son importantes a medida que crece el alcance de la producción en la zona y se desarrollan oportunidades para productos de gran calidad y precio competitivo (a través de un transporte/logística más eficiente en cuanto a costes).

La FPIA ha colaborado con éxito con el Departamento de Agricultura, Reforma Agraria y Desarrollo Rural (DALRRD) y sus socios comerciales de la zona en la apertura y reapertura de los mercados sudafricanos en los últimos 10 años, incluyendo nuevas oportunidades de acceso al mercado como los aguacates de Kenia, Mozambique, Zambia y ahora Tanzania; mango de Mozambique, Egipto y pronto también de Malaui; papaya de Mozambique y Esuatini; fresas de Etiopía; piñas de Angola; cítricos de Egipto y Marruecos; uvas de mesa de Zambia; lichis de Madagascar, Esuatini y Mozambique, y bananas de Angola y Zambia.

Sudáfrica ofrece una buena oportunidad para el comercio regional de frutas y hortalizas, específicamente para su agroprocesamiento, así como para productos ecológicos y especias como chiles, cúrcuma, pimientos y comino.

Para más información:
Marianna Theyse
FPIA
Tel.: +27 12 667 1871
www.fpia.co.za


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor