Anuncios

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

La fruta del hemisferio sur se ve lastrada por el coste del transporte marítimo

El periodo álgido de las importaciones chinas de fruta tiene lugar cada año entre diciembre y mayo o junio del año siguiente. Las cerezas chilenas inician la temporada, y les siguen de cerca las uvas peruanas y las frutas de hueso australianas. El Sr. Huang, portavoz de Ever Flourish Fruit Expo, habla del impacto de la pandemia y de la limitada capacidad de transporte mundial en la industria frutícola. Analiza las condiciones en varias de las principales zonas de producción de fruta y comparte su opinión sobre los principales retos para la exportación de fruta en los próximos meses.

Huang analiza primero la situación en Chile. "El mayor reto para las cerezas chilenas es la distribución. ¿Cómo van a vender los comerciantes alrededor del 70%-80% de las cerezas antes de la Fiesta de la Primavera china [1 de febrero de 2022]? No hay mucho tiempo y la tarea es de una magnitud considerable. Además, la pandemia está dificultando aún más el trabajo. Esta será otra temporada difícil, pero pase lo que pase, el mercado chino sigue absorbiendo con facilidad las cerezas chilenas que llegan a China. Sin embargo, si queremos aumentar el valor comercial de las cerezas chilenas, todos los integrantes del sector tendrán que trabajar juntos para superar los problemas de "cuello de botella" de la industria".

Las condiciones de venta de las frutas australianas se están viendo afectadas por las tensiones diplomáticas entre China y Australia. La temporada pasada fue extremadamente complicada, y los problemas aún no se han resuelto. Sin embargo, no todos los problemas se deben a la tensión diplomática. También hay algunos problemas de carácter tecnológico. Según Huang, "ambas partes están siendo incapaces de resolver conjuntamente las cuestiones tecnológicas, porque la tensión diplomática se interpone. Por eso la situación persiste. La normalización del comercio frutícola sino-australiano requiere un cambio de actitud en Australia, porque "quien provocó el problema debe resolverlo".

"El mayor desafío para la fruta peruana es la falta de fiabilidad del servicio de transporte de carga, especialmente en lo que respecta a los retrasos en los puertos y a las demoras en el envío. El tiempo de envío regular de Perú a China es ya de por sí de un mes, y estos problemas logísticos retrasan aún más la llegada de la fruta peruana a los puertos chinos. Los retrasos en el envío afectan a la calidad del producto, lo que a su vez causa importantes fluctuaciones de precios. Este es un problema que no se resolverá a corto plazo. Y, como el transporte marítimo mundial es una red interconectada, los problemas en una zona siempre generan un efecto dominó que afecta a otras regiones".

Huang también habla de las condiciones de venta de la fruta sudafricana. "Seguramente esta temporada seguirá habiendo escasez de contenedores de transporte marítimo para las naranjas y mandarinas sudafricanas. La Administración General de Aduanas de China (GACC) ha reducido el número de puertos en los que los buques de carga pueden descargar contenedores refrigerados como parte de las medidas de prevención de la pandemia. Estas limitaciones aumentan el precio de coste de la importación de fruta. El año que viene, los contenedores marítimos refrigerados con naranjas y mandarinas sudafricanas se descargarán probablemente en los puertos del sur de China".

Para más información:
Sr. Huang
Ever Flourish Fruit Expo
E-mail: everflourish@fruitexpo.cn
Web: www.fruitexpo.cn


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor