Los nuevos planticuerpos parecen prometedores para proteger a los cítricos del "citrus greening"

El citrus greening [huanglongbing (HLB)] se ha convertido en la enfermedad más importante en la producción de cítricos. La enfermedad está asociada a la especie de bacterias Candidatus Liberibacter. La especie más prevalente y virulenta de este grupo es Candidatus Liberibacter asiaticus. El vector principal es el psílido asiático de los cítricos [ACP (Diaphorina citri)].

La bacteria y el insecto vector están presentes en muchas plantaciones de cítricos de todo el mundo, incluidos Estados Unidos, China y Brasil. El HLB suele tener un impacto devastador en los cítricos infectados, provocando un rápido declive y pudiendo llegar a la muerte del árbol. La bacteria ha tenido un impacto negativo significativo en el sector de los cítricos, causando la pérdida de calidad y rendimiento de la fruta, así como la pérdida de masa radicular, lo que lleva a la disminución de los árboles. Encontrar una cura ha sido un reto debido a la complejidad de las interacciones de la bacteria CLas con el huésped y el psílido asiático de los cítricos. Otro factor que ha dificultado la recuperación de la enfermedad es la tendencia del sector a centrarse en un pequeño número de variedades con rasgos comercialmente deseables, pero con poca diversidad genética.

Los investigadores que trabajan en la búsqueda de una variedad de cítricos resistente al HLB tienen la opción de añadir variación genética a través de la obtención con parientes lejanos o modificar los árboles genéticamente. En un artículo publicado este mes en el Journal of the American Society for Horticultural Science, los científicos presentaron resultados prometedores de poblaciones transgénicas que producen anticuerpos capaces de unirse a las proteínas de CLas y reducir la capacidad de replicación de la bacteria.

Este estudio avanza en la investigación necesaria para probar la durabilidad y la fuerza de cualquier resistencia conferida por la expresión en portainjertos a un árbol injertado, y se espera que conduzca al desarrollo de una nueva estrategia de protección contra el HLB.

Según Ed Stover, horticultor investigador del Servicio de Investigación Agrícola del USDA, "el sector citrícola de Florida necesita desesperadamente más árboles tolerantes al HLB. Si un solo portainjerto modificado genéticamente puede conferir suficiente tolerancia, se agilizará en gran medida su aplicación. Cualquier solución modificada genéticamente requerirá una amplia validación y análisis de los efectos no deseados y de la seguridad alimentaria".

 

Para más información: doi.org


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor