Ginés González, gerente de Hortisol:

"No va a ser una mala campaña para aquellos agricultores que hayan seguido apostando por el tomate"

La climatología ha traído un inicio de campaña de exportación de hortalizas positivo en cuanto a oferta disponible y calidad. La demanda y precios están siendo aceptables en casi todas las referencias y en el caso del tomate, se observan los efectos de la reducción de la superficie, que sigue disminuyendo un año más.

Continúa también habiendo incertidumbre por lo que respecta al transporte, que ha provocado el anticipo de pedidos en los últimos días.

"Las ventas de hortalizas están avanzando de forma correcta y los precios de venta no están mal, siendo quizás el pimiento el que puntualmente está recibiendo las cotizaciones más bajas", comenta Ginés González, gerente de la empresa almeriense Hortisol con sede en Roquetas de Mar. 

La superficie de cultivo de tomate en Almería ha vuelto a descender este año, debido a los altos costes de producción que supone a los agricultores, que ven cada vez más difícil competir con otros orígenes.

"España ha cedido mucha cuota de mercado en tomate suelto ante las producciones de Marruecos y Turquía, que consiguen producir a costes más competitivos, mientras que en tomate rama, Países Bajos ha aumentado su producción calefactada en los meses de invierno, consiguiendo rendimientos mucho mayores que en Almería y beneficiándose de su potente estructura logística y geográficamente mejor posicionada", sostiene el comercializador

Por razones como estas, los agricultores almerienses han optado por plantar más pimiento, que ofrece una rentabilidad más alta con costes más asumibles. "A su vez, también se ha diversificado la producción de tomate y se está apostando más por las especialidades de tomate, con variedades de sabor menos productivas pero más rentables económicamente y cuyas ventas han crecido en el mercado nacional y en Italia".

De acuerdo con Ginés Mena, los efectos de esta bajada de producción de tomate están viéndose reflejadas en la demanda y en los precios, sobre todo en el tomate rama, debido a que Países Bajos también está plantando menos este año por causa de la subida del coste de la electricidad y el gas. "No va a ser una mala campaña para aquellos agricultores que hayan seguido apostando por el tomate", señala. 

"A todo el mundo le está faltando transporte"
El sector hortofrutícola está pendiente de la reunión que los transportistas mantienen hoy viernes con el Gobierno, quien los convocó para intentar frenar la huelga anunciada del lunes al miércoles.

"A todo el mundo le está faltando transporte y aunque no se sabía aún si de convocaría o no, todos o casi todos han intentado  adelantar los pedidos, ya que nadie quiere quedarse sin servir la mercancía a sus clientes", explica Ginés González. "Se trata de algo complicado, porque tratándose de productos perecederos, se puede almacenar mercancía para uno o días extra, como mucho", añade. 

De acuerdo con el comercializador, los transportistas viven una situación desesperante debido al incremento de los costes, sobre todo el precio del combustible, que a día de hoy es un 40% más alto respecto a la campaña pasada en las mismas fechas. "Los transportistas apenas han repercutido estos costes en sus servicios, pues están operando casi al mismo precio que el año pasado. El problema se agrava todavía más si hablamos de la falta de chóferes, que está dejando muchas compañías con camiones parados".

 

Para más información:
Ginés González
Frutas Hortisol S.L.
T: +34 950550234
M: +34 670626792
gines@frutashortisol.es 
www.frutashortisol.es 

 

 


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor