Pieter Louw y Johan Fourie, de ExperiCo Agri-Research Solutions (Sudáfrica)

La evaluación del riesgo de enfermedades en la poscosecha de la uva crece a pasos agigantados

El número de hectáreas de viñedos de uva de mesa que ExperiCo Agri-Research Solutions supervisa en la provincia de Limpopo, desde antes del inicio de la cosecha y en el almacén de envasado, se ha quintuplicado hasta alcanzar unas 1.000 hectáreas en dos años, lo que ayuda a los agricultores a minimizar los riesgos y las posibles reclamaciones de calidad.

El sistema de gestión del riesgo de enfermedades (DRMS) desarrollado por Johan Fourie en ExperiCo se basa en el seguimiento de los viñedos y de los almacenes de envasado de la uva, en un intento de cuantificar el nivel de riesgo antes del transporte y la comercialización. Los parámetros de producción y calidad, así como los signos de daños y podredumbre, son objeto de un minucioso seguimiento. Las heridas causadas por insectos, pájaros y daños mecánicos facilitan las infecciones por patógenos.

Johan Fourie inspeccionando uvas (fotos: ExperiCo)

El programa DRMS se ha ampliado la pasada temporada al Cabo del Norte, abarcando unas 200 hectáreas de viñedos. Los productores de uva de mesa del Cabo Occidental también se beneficiarán de su sistema de control de riesgos y de su asesoramiento, afirma Pieter Louw, patólogo de poscosecha de ExperiCo.

"Las esporas de Botrytis están siempre presentes en el entorno y entran fácilmente a través de las heridas", explica. "Hay muchos patógenos causantes de la podredumbre, pero la Botrytis representa la mayor amenaza para las uvas de mesa, pues le gustan las mismas cosas que a nosotros nos gustan de las uvas, como los azúcares, y provocan la podredumbre si las condiciones son propicias".

La fase específica de desarrollo de una uva contribuye, en gran medida, al riesgo de podredumbre y pérdida de calidad después de la cosecha. Cuanto más cerca esté la cosecha, más azúcares habrá en la uva y, por tanto, mayor será el riesgo de rotura en condiciones de lluvia y humedad, lo que aumentará el riesgo de infecciones por Botrytis. "Para los viticultores de todos los países productores de uva de mesa es un reto cosechar cuando llueve", afirma.

"Estamos más o menos a mitad de la temporada en Limpopo y Cabo del Norte, y en estas dos zonas ha llovido. En general, los viñedos van bien, con pequeñas preocupaciones. La mayoría de los productores están haciendo un excelente trabajo para mantener el riesgo de enfermedades al mínimo".

Anné Matthee, de ExperiCo

Informe de riesgo en tiempo real
Una novedad que ExperiCo ofrece este año es un informe de riesgo en tiempo real generado con el uso de una aplicación, mediante la cual la captura de datos en el viñedo y el almacén de envasado se transforma en un informe de una página. El informe, generado en las 24 horas siguientes a la evaluación, permite a los productores percibir, de un solo vistazo, dónde se encuentran las zonas problemáticas y dónde se requieren medidas para reducir los riesgos de la calidad poscosecha.

Louw señala que pueden seguirse una serie de acciones de mitigación de riesgos, en función de la zona problemática identificada. Si hay problemas en los viñedos, se aconseja la limpieza de los racimos mediante el saneamiento en el viñedo, seguido de la aplicación de fungicidas o biofungicidas apropiados y aceptables, así como la cosecha selectiva para evitar llevar uvas infectadas al almacén de envasado.

Procedimientos de envasado
Según Fourie, algo que debería recomendarse es la limpieza y desinfección de las superficies de trabajo según un programa fijo con un producto químico aprobado que no deje residuos.

"En el almacén de envasado nos fijamos, entre otras cosas, en los sistemas de refrigeración, en los daños y el deterioro de los granos, en si las perforaciones de los sacos están abiertas o no, en el uso de MAM (materiales que absorben la humedad) y en las láminas de SO2".

Los datos de los viñedos y los almacenes podrían combinarse con un sistema GIS, para que los productores puedan verlos en el futuro en un panel de control, incorporando datos meteorológicos y los registros de temporadas anteriores para mostrar qué bloques han sido problemáticos en el pasado, y las posibles razones.

"A partir de esos datos se podrían sacar conclusiones sobre toda una serie de aspectos como los portainjertos y los microclimas y los riesgos de calidad. Es algo que nos gustaría ofrecer en el futuro".

Por el momento, ExperiCo se centra en la uva de mesa debido a sus años de experiencia en ese campo, gracias a Fourie, que fue decisivo en el desarrollo de este programa y de las láminas de dióxido de azufre ampliamente utilizadas en el sector de la uva de mesa.

"Nuestra visión es ampliar el sistema de gestión de riesgos en el futuro para incorporar los arándanos, la fruta de pepita y la fruta de hueso, ofreciendo a los productores el beneficio potencial de conseguir un control firme y trazable de la gestión de la podredumbre poscosecha".

 



Para más información:
Dr. Johan Fourie
ExperiCo
Tel.: +27 21 887 1134
Email: johan@experico.co.za
Dr. Pieter Louw
Tel.: +27 21 887 1134
Email: pieter@experico.co.za
www.experico.co.za


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor