Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Javier Baun, presidente de la Asociación Española de Tropicales, analiza la campaña actual de aguacate

"Sería una catástrofe que tuviésemos que empezar a arrancar árboles de aguacate por falta de agua"

El aguacate de la Axarquía, en Málaga, se encuentra en plena campaña en lo que parece ser un año con menos rendimientos por hectárea y abundancia de calibres pequeños. La recolección avanza de forma lenta, debido a un mercado más tranquilo de lo habitual.

“No está habiendo mucho movimiento de ventas en lo que llevamos de año, no hay ánimo en el mercado y no sabemos muy bien cuáles son los motivos. La cosecha va muy poco a poco y muchas fincas que ya deberían estar recolectadas todavía no lo están”, manifiesta Javier Braun, presidente de la Asociación Española de Tropicales.

Los precios en campo se ubican en una horquilla entre los 2,30 y 2,40 € el kilo. “Aunque son precios ya aceptables y que aseguran márgenes de beneficio, posiblemente habrá algunos agricultores que están esperando a que suban las cotizaciones para cosechar, pero sigo pensando que es la falta de demanda lo que hace que la recolección se ralentice. También estamos encontrándonos con volúmenes importantes de Marruecos y Colombia en los mercados”, añade Javier Braun.

No obstante, hay algo que preocupa aún más al sector, y es la falta de agua. La Axarquía cuenta con alrededor de 9.700 hectáreas dedicadas al aguacate y unas 4.000 hectáreas al cultivo de mango, siendo el subtropical el motor económico por el cual se sustentan, directa o indirectamente, la mayoría de las familias de esta comarca formada por 31 municipios.

“Los agricultores están quedándose sin reservas de agua, un problema del que venimos quejándonos a las administraciones públicas en todos estos años en los que la superficie de cultivo de subtropicales ha crecido tanto. Para colmo, está siendo un año muy seco en una campaña en la que se nos han recortado las dotaciones para riego, lo que está acentuando bastante esta carencia de recursos hídricos. Esto ha provocado que los calibres sean más pequeños este año y que se realicen desesperadamente podas intensivas para reducir la masa foliar de los árboles y economizar al máximo el agua y que se limiten las explotaciones”, señala Javier Braun.

La falta de agua para riego en el embalse de La Viñuela está desesperando a los agricultores. “Este año todavía estamos aguantando como podemos, pero si sigue sin llover y sin realizarse obras de emergencia, sería una catástrofe que tuviésemos que empezar a arrancar árboles de aguacate en una comarca en la que el 90% de las mujeres y hombres trabajan en los subtropicales. De momento, se espera que se reduzca la futura cosecha de mango”.

Existe una normativa europea que no permite que las aguas sean vertidas al mar. “Nosotros estamos dispuestos a pagar las canalizaciones para que nos llegue el agua de las depuradoras de aguas residuales, pero con ayuda de la Administración, y es para lo que debería de servir el decreto de sequía”, reclama Braun.

Hace años que la superficie de cultivo de aguacate se está expandiendo en otras provincias como Cádiz, Huelva, Valencia, Castellón, aunque Málaga todavía acapara alrededor del 60% de la producción nacional, un 90% en el caso del mango.

 

Para más información:
Asociación Española de Tropicales
Avda. Condado de Huelva, 9
29740, Torre del Mar, Málaga (España)
T: +34 952 96 58 24
M:+34 660 611 200
info@asociaciondetropicales.com 
www.asociaciondetropicales.net


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor